Deportes 14 junio 2016

Euro: Hungría despacha 2-0 a una decepcionante Austria

BURDEOS, Francia (AP) — El regreso de Hungría a la escena internacional tras 30 años de ausencia fue triunfal.

Goles de Adam Szalai y Zoltan Stieber en el segundo tiempo le dieron al martes a Hungría una inapelable victoria 2-0 ante una decepcionante Austria en el Grupo F de la Eurocopa.

Szalai abrió el marcador a los 62 minutos tras una pared con Laszlo Kleinheisler. El atacante del Hannover, que llevaba 18 meses sin marcar goles, se abrió paso dentro del área para recibir el pase de su compañero y definió con un disparo rasante que batió al arquero austríaco Robert Almer.

"No quiero hablar sobre mí. La victoria es crédito de todo el equipo", dijo Szalai. "Todos pusimos un granito de arena. Ejecutamos todo el plan táctico y estratégico que nuestro técnico nos indicó".

Stieber selló la victoria a los 87, 20 minutos después que Austria quedó con 10 hombres tras la expulsión de su zaguero Aleksandar Dragovic.

El segundo tanto húngaro cayó tras un contragolpe. Tras una carrera desde su propia mitad de campo, Stieber dominó un pase en profundidad y elevó el balón ante la salida de Almer.

Hungría no acudía a un gran torneo internacional desde el Mundial de México 1986.

Su arquero Gabor Kiraly fijó un récord de longevidad en la Eurocopa, como el primer jugador sobre los 40 años que disputa un partido.

Kiraly lo hizo a sus 40 años y 75 días de edad, superando el récord del zaguero Lothar Matthaus, quien tenía 39 años y 91 días cuando su Alemania enfrentó a Portugal en la Euro 2000.

"Contribuyó a esta victoria", señaló el entrenador húngaro Bernd Storck sobre Kiraly. "Recibió la recompense por todo su arduo trabajo durante todos estos años".

Después de una campaña invicta en las eliminatorias, que le permitió ganar su grupo, pero ante su vecino no estuvo a la altura de los análisis previos que le señalaban como candidata a ser el equipo revelación del torneo.

"Comenzamos bien el partido", dijo el entrenador austríaco Marcel Koller. "Tuvimos buenas combinaciones ante el arco rival. Estuvimos muy ansiosos. No estoy acostumbrado ver a mi equipo jugar así".

Austria se presentó a Francia con un equipo de vocación ofensiva y que tiene a David Alaba, el polifuncional volante del Bayern Múnich, como principal figura.

Alaba fue la bujía de los ataques austríacos y casi anotó en el primer minuto con un disparo desde 25 metros que se estrelló en el poste derecho.

"Soy de la convicción que fuimos superiores, aunque eso les suena absurdo", dijo Alaba, hijo de madre filipina y padre nigeriano. "Toca olvidarse de esto y seguir adelante".

Austria tendrá su siguiente oportunidad el sábado ante Portugal en París.

Habían transcurrido 44 años desde la última vez que Hungría disputó un partido de la Eurocopa. Su próximo será el sábado contra Islandia en Marsella.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario