EEUU 18 abril 2016

Estudio respalda trasplante de células pancreáticas

WASHINGTON (AP) — El trasplante de células pancreáticas productoras de insulina es un tratamiento contra la diabetes esperado desde hace tiempo, y un nuevo estudio revela que puede proteger a los enfermos más graves de complicaciones que pongan en riesgo su vida, lo que representa un importante paso para que el tratamiento sea aprobado en Estados Unidos.

Dichos trasplantes son utilizados en algunos países, pero en Estados Unidos solo están disponibles a través de estudios de investigación. Respaldados con los hallazgos del lunes, los investigadores esperan una licencia para utilizarlos en un pequeño grupo de personas con diabetes tipo 1, quienes están en mayor riego de caída en los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede provocar convulsiones, e incluso la muerte.

"La terapia celular contra la diabetes es real y funciona, y ofrece tremendo potencial para el paciente adecuado", dijo el principal autor del estudio, el doctor Bernhard Hering, de la Universidad de Minnesota, cuyo equipo planea solicitar el permiso de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) para su uso en terapias.

En la diabetes tipo 1, el sistema inmunológico destruye las células pancreáticas responsables de la fabricación de insulina, una hormona crucial para convertir en energía el azúcar en la sangre. Cerca de un millón de estadounidenses padecen diabetes tipo 1 y dependen de inyecciones frecuentes de insulina para sobrevivir, pero aún pueden experimentar complicaciones debido a los cambios en los niveles de azúcar en la sangre.

Algunos diabéticos que reciben trasplantes de riñón también reciben trasplantes de páncreas al mismo tiempo, básicamente curando su padecimiento. Pero es una operación poco común y desgastante, así que, durante años, los científicos han trabajado en una alternativa mucho menos invasiva: proveer a los pacientes de islotes pancreáticos, los fabricantes de insulina.

Pero, ¿cuál es la mejor manera de obtener dichos islotes de donantes fallecidos y quién se beneficia más de los trasplantes?

Cuando los niveles de glucosa caen demasiado, la mayoría de los pacientes con diabetes Tipo 1 experimentan ciertas señales de alarma: arrastran las palabras, sufren temblores, sudoración excesiva, arritmia, así que saben que deben comer o beber algo que eleve sus niveles de azúcar. Pero incluso bajo la atención óptima, cerca del 30% de ellos deja de experimentar esos síntomas, una condición conocida como hipoglicemia asintomática. Pueden estar en grave peligro si su nivel de azúcar se desploma y no hay quien los ayude. Los monitores de glucosa pueden contrarrestar el problema, pero incluso dichos dispositivos no son de ayuda para todos.

Los Institutos Nacionales de Salud seleccionaron a algunos pacientes que tenían el riesgo más alto y financiaron un estudio en el que a 48 personas se les hizo al menos un trasplante de células de islotes pancreáticos en ocho centros médicos.

Un año después, 88% ya no sufrió incidentes severos de hipoglicemia, recuperaron la sensibilidad a las caídas en los niveles de azúcar en la sangre y conservaron niveles de glucosa en rangos casi normales. Dos años después, 71% de los participantes continuaban bien, concluyó el estudio difundido en la publicación Diabetes Care.

El objetivo no fue independizarlos de la insulina, para lo que necesitaban más células funcionales de islotes pancreáticos. Sin embargo, algunos pacientes —52% después de un año— ya no necesitaron inyectarse insulina y otros utilizaron dosis más bajas.

"Es un regalo increíble", declaró Lisa Bishop, de Eagle River, Wisconsin, que recibió nuevos islotes pancreáticos en 2010 y no volvió a necesitar inyecciones de insulina.

Bishop recuerda el terror que sintió al enterarse de que se había convertido en una paciente asintomática de hipoglicemia, y la dificultad incluso de mantener un trabajo. No ha tenido hipoglicemia desde el trasplante y afirma que si sus niveles de azúcar bajan un poco ocasionalmente después de hacer ejercicio "ahora mi organismo lo siente".

Otro punto importante: Por mucho tiempo se han utilizado los trasplantes a nivel experimental, pero los diversos hospitales utilizan métodos distintos para seleccionar y purificar las células obtenidas de los islotes de un páncreas donado, y se desconoce cuál funcionó mejor, explicó la doctora Nancy Bridges, directora de la unidad de trasplantes en el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

La FDA dejó claro que debía haber un método ordinario para los trasplantes de células de islotes pancreáticos a fin de que fueran aprobados alguna vez —lo cual es necesario para las coberturas de seguros_, así que los investigadores desarrollaron esa receta, declaró Bridges.

Algunos efectos secundarios fueron hemorragia e infección, y los receptores necesitan fármacos inmunosupresores para evitar rechazar las nuevas células.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario