EEUU 24 agosto 2016

Estudio: Cambio climático comenzó antes de lo que se pensaba

WASHINGTON (AP) — El cambio climático provocado por los seres humanos podría haber empezado unas décadas antes de lo que se pesaba, indica un estudio.

En vez de que fines del siglo XIX, ahora se piensa que hubo un calentamiento, aunque leve, en la década de 1850 en Norteamérica, Europa y Asia, según el nuevo examen hecho en base a corales, organismos microscópicos, capas de hielo, paredes de cuevas, troncos de árboles y proyecciones computarizadas.

Y ello ocurrió cuando la cantidad de gases emanados por el consumo de combustibles era ínfima comparado con la era actual, lo que significa que "la velocidad con la cual la atmósfera reacciona a la más mínima variación en la emisión de gases parece ser bastante veloz", dijo la principal autora del estudio Nerilie Abram, una experta en asuntos climáticos de la Universidad Nacional de Australia. Las conclusiones fueron publicadas el miércoles por la revista Nature.

Entre aproximadamente 1850 y 1880, la Tierra probablemente se calentó en un tercio de un grado Fahrenheit (unos 0,2 grados centígrados). Eso no es nada comparado con las nueve décimas de grados (medio grado centígrado) de calentamiento que ha venido ocurriendo en los últimos 30 años, dijo Abram.

Determinar cuándo empezó el calentamiento global es más que una simple interrogante teórica. Si comenzó antes de lo pensado ello podría implicar un peor clima futuro de lo que se pensaba si no se limita la emisión de los gases o, siendo un poco más optimistas, una recuperación más acelerada del planeta si tienen éxito los planes internacionales de limitar la emisión de gases, dijo Abram.

Los resultados entregados por Abram discrepan de los arrojados por anteriores estudios, entre ellos uno importante según el cual el calentamiento no comenzó realmente sino hasta comienzos del siglo XX. Otros estudios incluso indican un enfriamiento a fines del siglo XIX. Abram dijo que hoy en día las proyecciones computarizadas son más inequívocas y abarcan más siglos que antes, y utiliza más datos de la actualidad -- troncos de árboles, corales, etc. -- para calcular las temperaturas antes de que se comenzaran a registrar comúnmente esas cifras en la década de 1880.

Pero Michael Mann, climatólogo de la Universidad estatal de Pennsylvania, dijo que las aseveraciones de Abram carecen de fundamento. En un correo electrónico, escribió que el equipo de Abram malinterpretó el enfriamiento ocurrido en base a dos gigantes erupciones volcánicas, considerándolos como una temperatura base en vez de un fenómeno singular. Ello haría pensar que el calentamiento global de obra humana comenzó antes de lo que realmente ocurrió, en vez de ser un clima que se fue recuperando gracias a que los volcanes lanzaron partículas refrigerantes a la atmósfera, escribió Mann. John Fasullo, un climatólogo del Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas, coincidió.

Abram dijo que su equipo inicialmente consideró que hubo un repunte de las temperaturas tras las erupciones volcánicas, pero que sus averiguaciones y proyecciones computarizadas lo desmintieron. La única manera en que el modelo computarizado refleja las temperaturas correctas es tomando en cuenta el efecto causado por los gases emanados por la actividad humana, expresó.

Jonathan Overpeck, climatólogo de la Universidad de Arizona, que no trabajó en el estudio de Abram, dijo que el método usado en esa averiguación, de usar datos actuales con proyecciones computarizadas, le pareció creíble y que el concepto de un calentamiento global más temprano de lo pensado es interesante y significativo.

___

Online:

Nature: http://www.nature.com/nature

___

Seth Borenstein en Twitter:

http://twitter.com/borenbears

Sus reportajes en:

http://bigstory.ap.org/content/seth-borenstein

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario