Mundo 22 junio 2016

Estiman cultivo de amapola en México en 24.800 hectáreas

CIUDAD DE MEXICO (AP) — México ha estimado por primera vez en su historia la cantidad de hectáreas dedicadas al cultivo de amapola, el punto de inicio de un multimillonario comercio ilegal de drogas que alimenta la demanda de heroína en Estados Unidos.

Las autoridades determinaron, con ayuda de las Naciones Unidas, que en México se cultivaron un promedio de 24.800 hectáreas entre 2014 y 2015, las cuales se localizan principalmente en nueve estados mexicanos.

El estudio "Monitoreo de Cultivos de Amapola 2014-2015" no permite estimar la capacidad de producción por hectárea, lo cual se analizará en una segunda etapa, informó Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Estados Unidos considera a México como el principal país proveedor de heroína hacia su territorio.

En su más reciente Evaluación Nacional de Amenazas por Drogas, la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) estimó que hacia 2014 los cultivos de amapola en México eran de unas 17.000 hectáreas, con un potencial de producción de 42 toneladas de heroína.

Mazzitelli dijo que una vez estimada la extensión territorial, ahora es necesario estimar el potencial de producción de heroína y morfina.

Refirió que aunque México es considerado el tercer principal país de cultivos de amapola, está muy por detrás de Afganistán, que según la ONU produce un 90% del opio y morfina dirigido a los mercados ilegales.

El gobierno mexicano señaló en el informe que también entre 2014 y 2015 se reportó la destrucción de 24.729 hectáreas de amapola, sin embargo, no se especificó cuántas habrían sido cosechadas antes de su erradicación.

"Hoy en día sabemos con bastante exactitud cuántas hectáreas han sido cultivadas... lo que no sabemos es cuánto potencialmente estas hectáreas pueden producir", dijo el experto de la ONU.

Los estados donde se encuentran los cultivos se extienden desde el sur hasta el norte de México, sobre todo por la costa del Pacífico: Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Jalisco, Nayarit, Durango, Chihuahua y Sinaloa.

La presentación del estudio se da unos tres meses después de que el gobernador de Guerrero, considerado uno de los estados donde más se produce goma de opio del país, planteara analizar la legalización del cultivo de amapola con fines médicos.

La propuesta dividió a especialistas sobre su viabilidad, pero el martes el gobierno señaló que por ahora mantendrá su política de combate.

Miguel Ruiz Cabañas, subsecretario de Asuntos Multilaterales de la cancillería, dijo que el gobierno utilizará las estimaciones del estudio para fortalecer su estrategia de combate a los cultivos ilícitos, aunque también para desarrollar programas de apoyo a las comunidades que dedican sus tierras al desarrollo de esa planta.

En varias zonas, familias generalmente muy pobres cultivan pequeñas parcelas de una media hectárea y ponen a niños a extraer la goma bajo la atenta mirada del cartel de turno que compra toda la producción al precio que quiere y mantiene el control del territorio.

Para los campesinos representa muchas veces su única fuente de ingreso de dinero en efectivo, ya que usan otros cultivos, como maíz, para el autoconsumo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario