Deportes 11 junio 2016

Estallan disturbios en Marsella por partido Inglaterra-Rusia

MARSELLA, Francia (AP) — La violencia estalló el sábado por tercer día consecutivo en el puerto viejo de Marsella, tanto antes como después del partido entre las selecciones de Inglaterra y Rusia en la Eurocopa de fútbol.

La policía lanzó gas lacrimógeno y chorros de agua contra aficionados rivales que escenificaban desórdenes en la ciudad, en un intento principalmente infructuoso para controlar la violencia que, según las autoridades, dejó al menos cinco personas heridas.

Algunos hinchas caminaban por la ciudad desnudos de la cintura para arriba mientras les salía sangre de las heridas que tenían en la cabeza.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, informó que un ciudadano británico está "gravemente herido" debido a los enfrentamientos.

"Nuevamente, como ha ocurrido en los últimos 30 años, un torneo internacional de fútbol es escenario de peleas entre gente violenta que presume de ser simpatizantes de una selección nacional", indicó Cazeneuve en un comunicado.

Entre las nubes grises del gas lacrimógeno que inundaban el ambiente y botellas rotas de cerveza, familias y turistas caminaban en la tarde por el puerto panorámico, donde en ocasiones tuvieron que evitar filas de policías antidisturbios reclinados sobre sus escudos.

Diversos grupos de personas observaron el caos desde las cubiertas traseras de dos yates relucientes de color blanco.

Imágenes de televisión mostraban actos de violencia, con fanáticos que arrojaban sillas de las terrazas de bares y cafés de la zona del puerto de la ciudad mediterránea. También se pudo ver cuando un individuo pateaba a otro en una escalera.

Poco antes del inicio del partido, un grupo de aficionados rusos corrió hacia simpatizantes ingleses y ambos bandos comenzaron a pelear afuera del estadio.

La policía antidisturbios les lanzó chorros de agua y disolvió con rapidez esos enfrentamientos.

Al término del encuentro en el que Inglaterra y Rusia empataron 1-1, persistía un ambiente de tensión en el puerto viejo; la policía lanzó repetidamente gas lacrimógenos contra grupos de aficionados, incluido un contingente numeroso de personas francesas.

Sin embargo, hubo mucho menos gente cerca del puerto que en las últimas dos noches.

La UEFA, el organismo rector del fútbol en Europa, también condenó a los aficionados agresivos y afirmó que "las personas involucrada en tales actos de violencia no tiene cabida en el fútbol".

El partido transcurrió sin incidentes en la gradas hasta momentos después del silbatazo final, cuando un grupo numeroso de aficionados rusos irrumpió en una sección de aficionados ingleses en una zona detrás de una de las porterías.

Cuando los rusos lanzaron objetos y rebasaron una fila de edecanes, los aficionados ingleses —entre ellos niños— huyeron en pánico hacia las salidas; algunos incluso tuvieron que saltar las barandillas para escapar del lugar.

Ambos bandos intercambiaron acusaciones de provocar la violencia durante la jornada y los simpatizantes ingleses se quejaron de que la policía antidisturbios no hizo lo suficiente para detener la pelea.

Alexander Shprygin, jefe de la Unión de Aficionados de Toda Rusia, un organismo que tiene respaldo del gobierno y las autoridades del fútbol de Rusia, dijo a The Associated Press por teléfono que la policía había disuelto riñas entre hinchas ingleses y rusos.

"La razón (de las peleas) fue que los ingleses beben demasiado y se comportan pésimamente", declaró Shprygin.

Seguidores de los equipos rusos Lokomotiv de Moscú y Zenit de San Petersburgo estuvieron activos en las trifulcas, dijo Shprygin, pero se abstuvo de hacer declaraciones sobre si aficionados rusos habían atacado a hinchas ingleses.

Es la segunda Eurocopa consecutiva en la que aficionados rusos están implicados en desórdenes cuando faltan dos años para la realización de la Copa Mundial en Rusia.

Los enfrentamientos evocaron las sangrientas riñas entre hooligans ingleses, aficionados tunecinos y locales de origen norafricano durante la Copa Mundial de Francia en 1998.

___

Andrew Drake contribuyó con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario