Associated Press 08 noviembre 2016

Estadounidenses se expresan en el día de la votación

Llegó finalmente el día de las elecciones en Estados Unidos y los ciudadanos se dirigen a las urnas entusiastas por poder decidir el futuro del país. Algunos hablaron con periodistas sobre su decisión.

___

Kelvin Thomas se mostró aliviado después de emitir su voto en Chicago el martes. La guerra campal había terminado. Pero su enojo con Donald Trump seguía presente.

Thomas, quien trabaja en un servicio de limpieza, dice que es absurdo que para conseguir un trabajo limpiando pisos a él le exijan experiencia y que a alguien que quiere ser presidente no se le exija haber desempeñado ningún cargo en el gobierno. Su desazón con Trump, no obstante, es compensada por el entusiasmo que le genera la perspectiva de que Hillary Clinton sea elegida presidenta.

"Vi a un presidente negro. Voy a ver a una mujer presidenta y pude ver a los Cachorros ganar la serie mundial (el campeonato de béisbol, que no ganaban desde hacía 108 años). Tendría que nacer cinco veces para ver todo eso. Es grandioso".

___

Los votantes empezaron a hacer cola temprano en el centro comercial de Denham Springs, Louisiana. En agosto, Trump visitó la ciudad, después de que inundaciones históricas trajesen tres metros (10 pies) de agua y destruyesen el 90% de las casas. Bill Smith, de 59 años, dijo que esa visita lo terminó de convencer de que debía votar por Trump.

"Realmente animó a la gente", comentó Smith, gerente de ventas de una concesionaria de automóviles. Clinton, en cambio, "no se molestó en venir".

¿Y si gana Clinton?

"Entonces habrá que rezar, rezar como locos".

___

En Las Vegas, Jacqueline Lima votó por primera vez el martes, después de escuchar a una banda de mariachis enviada por una organización que promueve el voto.

Lima, quien tiene 20 años y es hija de una mexicana, dice que la virulenta campaña electoral la hizo olvidar por un momento que Estados Unidos podría tener su primera mujer presidenta.

"Hace que me sienta orgullosa de ser mujer, saber que puede haber una mujer que va a ser presidenta por primera vez", dijo Lima, quien fue a votar acompañada por su hermanita de cuatro años.

___

David Hansen se identifica como republicano. Pero al votar en una iglesia de Rosenville, Minnesota, este hombre de 63 años apostó al libertario Gary Johnson.

"A menos que empecemos a hacer esto, nada va a cambiar", dijo Hansen, ejecutivo de una pequeña firma. "Los republicanos van a seguir siendo la extrema derecha y los demócratas la extrema izquierda. No podía votar por ninguno de ellos".

___

James Aubey apoyó a Ted Cruz en las primarias republicanas, pero el martes votó sin tapujos por Trump en una iglesia de Topeka, Kansas.

Dijo que le gusta la postura de Trump en torno al comercio y su empeño en traer de vuelta empleos a Estados Unidos. También apoya su llamado a proscribir a todos los inmigrantes sin permiso de residencia y a los musulmanes.

"Vivimos en un mundo con terrorismo y debemos mantener nuestro país a salvo", dijo Aubey.

___

Amina Abboushi se siente orgullosa de ser musulmana. Pero como buena estadounidense acudió a las urnas en un suburbio de Detroit y votó por la candidata del Partido Verde Jill Stein.

Dijo que la inquieta la investigación de los correos electrónicos de Clinton y la retórica incendiaria de Trump. Abboushi, de 34 años y empleada en una empresa financiera, apoyará a quien sea que gane. Pero espera que la gente se una y resuelva los problemas en lugar de enfocarse en lo que los divide.

"No puedes enfocarte en una característica. Alguien es mexicano, o musulmán, blanco o negro", sostuvo. "Cuando empiezas a segregar de esa manera, todo se desmorona".

___

Ranita Wires, ama de casa de 50 años, votó por Clinton en una iglesia de Indianápolis.

"Confío en Hillary", indicó. "No creo que haya políticos perfectos y me parece que ella sería una mejor presidenta, que está más preparada".

Opinó que para superar las divisiones que han surgido, será necesario educar a la gente.

"Vas a otros países y ellos entienden la política. Nosotros escuchamos frases preparadas por televisión pero no entendemos realmente lo que está pasando".

___

Thomas Tillotson y Russ Van Deursen discreparon cuando depositaron sus votos temprano el martes en Dixville Notch, Nuevo Hampshire, uno de los primeros centros de votación abiertos en todo el país. Pero están de acuerdo en un asunto:

"Es muy emocionante ser los primeros en votar", dijo Van Deursen. "Venimos de una pequeña aldea donde no hay más que siete u ocho votantes y eso nos hace sentir que realmente somos parte de la democracia". Votó por Hillary Clinton porque "nuestro país necesita ir adelante, y no creo que Donald Trump iba a llevar al país adelante de una manera positiva".

Los centros de votación abrieron poco después de la medianoche y cerraron tan pronto todos los residentes votaron.

"Es un honor y un privilegio ser el primero y esta es la 11va vez que voto y nunca se me hace aburrido", expresó Tillotson, un consultor de negocios de 71 años de edad que votó a favor del libertario Gary Johnson. Dijo que los dos principales partidos "han ido en direcciones que no se ajustan a mis creencias".

___

Cuando Art Meadowcroft salió de la sede municipal en Plymouth, Minnesota, tras depositar su voto, sacó del bolsillo una gorra con la el eslogan de Trump "Make America Great Again" ("Hagamos grande a Estados Unidos de nuevo") y se colocó en la cabeza.

"Fue una decisión difícil porque por supuesto él tiene aspectos muy negativos", opinó Meadowcroft, de 62 años. "Pero no creo que cabe duda sobre lo que está en su corazón, sobre lo que él quiere para nuestro país".

Meadowcroft, ex administrador universitario, entrenador y agente de bienes raíces que está ahora jubilado, vino a votar junto con su hermana, y trajeron sandwiches para pasar el tiempo en la larga cola. Se confesó independiente, alguien que ha votado por demócratas, incluso por Bill Clinton. Pero dijo que esta vez votó por Trump porque es hora de traer de vuelta "los verdaderos valores" de la nación.

Meadowcroft dice que es un firme creyente en las bondades de inmigración. Pero quiere mecanismos que garanticen que "estamos dejando entrar a la gente correcta, gente que respete nuestros valores... Creo que hemos dejado las puertas demasiado abiertas y ahora somos vulnerables".

___

Estas son las primeras elecciones en que las hermanas Yadira y Catherine Jiménez participan. Votaron en West Jordan, Utah, y no vacilaron ni un segundo en decidir por quién: Hillary Clinton.

Para Yadira, cuyo esposo vive en Estados Unidos desde niño pero no ciudadano todavía, el voto es en parte una respuesta a la retórica antiinmigrante de Trump.

Pero las hermanas, ambas madres jóvenes embarazadas, dijeron que además estaban entusiasmadas por votar por la primera mujer que sería presidenta de Estados Unidos.

"Creo que sería magnífico vivir el momento en que tenemos una mujer presidenta por primera vez", dijo Yadira Jiménez, de 24 años, quien trabaja como recepcionista en el consultorio de un pediatra. "Demuestra que uno siempre puede lograr su meta y que no sólo los hombres son capaces de ser presidente. Quiero que mis hijos vean que todos pueden hacer lo que se proponen, siempre y cuando trabajen duro".

Ambas dijeron que es importante que el futuro presidente sea compasivo con la gente común, y Trump definitivamente no es así. "Es un racista y no sólo hacia los latinos sino hacia todos", dijo Catherine Jiménez, quien tiene 20 años de edad y estudia para ser asistente de médico.

___

Hallie Luckianow dijo que consideró votar por Clinton o Trump. Con su padre en una industria petrolera afectada por la caída de los precios, le atrajo la retórica de Trump de proteger los empleos en el sector energético. Como lesbiana, apoya las promesas de Clinton de apoyar los derechos de los gays.

Pero Luckianow, en un parque de Birmingham, Alabama, dijo que al final votó por alguien considera en el medio.

"En cierta forma me siento jalada por ambas direcciones así que por eso me decidí por Gary Johnson. Es que toda esta elección ha sido una locura", expresó Luckianow, una terapista de lenguaje de 27 años de edad.

Luckianow dijo que le gusta la idea de que haya una mujer presidente, pero se mostró confiada en que eso iba a ocurrir igual algún día, aun si esta vez Clinton pierde.

"Creo que sería un gran impulso a la confianza de toda niña y mujer ver que alguien puede llegar a la presidencia y que no tiene que ser un hombre blanco o un hombre negro".

___

Contribuyeron con este despacho los corresponsales de la AP Amy Forliti en Plymouth, Minnesota; Brady McCombs en West Jordan, Utah y Jay Reeves en Birmingham, Alabama.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario