Mundo 20 octubre 2016

Estadounidense hará larga travesía en balsa de juncos

LA PAZ, Bolivia (AP) — Mide 18 metros de eslora y parece un barco encallado a más de 3.600 metros de altura en una empinada calle de la capital boliviana. Se trata de una rústica balsa gigante de juncos construida por artesanos indígenas del país andino para una travesía asombrosa.

Armada de juncos de la planta de totora que crece en el lago Titicaca, la embarcación está casi lista para que un explorador estadounidense emprenda a inicios del próximo año un nuevo intento de navegar unas 10.000 millas náuticas entre el puerto chileno de Arica hasta Sídney, Australia.

El biólogo y explorador Phil Buck, de 51 años, quiere probar cuán lejos pueden llegar estas balsas de totora después de dos expediciones en los últimos 16 años. Intentó llegar en 2003 a Australia, pero una avería en la balsa le frustró su meta.

"En este segundo intento seguro que llegaremos hasta Australia. Nunca se hizo un viaje tan largo y la intención es demostrar cuán lejos pueden llegar estas rusticas balsas", subraya el estadounidense mientras supervisa a los indígenas aymaras que arman a mano la embarcación.

La travesía también se presenta como una oportunidad para que los artesanos del grupo indígena Aymara cumplan un anhelo de ver su obra navegar por varios océanos y cruzar el mundo.

"Es mi sueño después de haber fabricado 25 balsas gigantes", dice Juan Limachi, un anciano aymara de 71 años, constructor de estas balsas desde sus siete años con técnicas heredades de sus antepasados.

Antiguos indígenas de los Andes como los tiwanakotas usaron esas embarcaciones de juncos en aventuras marinas hace milenios y alcanzaron llegar tan lejos como la Polinesia.

"Ya no existe esta tecnología, es como un arte; admiro a esta gente y su cultura", afirma Buck, quien comandará la expedición Viracocha III, con la que busca cristalizar en un periodo de seis meses el trayecto Arica-Sídney, zarpando en febrero.

En su primera expedición con el Viracocha I en el 2000, Buck navegó 2.400 millas náuticas desde Arica a la Isla de Pascua para probar que los antiguos navegantes andinos pudieron llegar a esa remota isla.

Buck quedó fascinado a los 11 años cuando leyó el libro del aventurero noruego Thor Heyerdahl, pionero en navegar en 1947 más de 5.000 millas a través del Pacífico en una balsa de totora. "Allí comenzó este sueño", refiere el biólogo norteamericano.

Pero navegar desde Arica hasta la Isla de Pascua es sólo la cuarta parte de la distancia hasta Australia.

Esta vez el Viracocha III —que toma el nombre del más importante dios andino— no hará escala en la isla pascuense. Cruzará los océanos por el norte con ocho o diez tripulantes de varias nacionalidades.

Sólo algunos instrumentos de navegación serán modernos. La balsa de velas y tres mástiles navegará con los vientos y las corrientes marinas. La tripulación se alimentará de granos andinos, entre ellos la quinua y no faltará hojas de coca para mitigar el cansancio.

Toneladas de totora fueron traídos desde las orillas del Titicaca, a 65 kilómetros al oeste de La Paz, para armar la balsa en un punto a 3.600 metros sobre el nivel del mar. Una soga de hilo natural de un kilómetro de largo asegura los tallos y da forma a la panza ancha de la balsa cuyos extremos terminan en punta mirando arriba. La nave será terminada de armar en el puerto. Pero antes será removida con grúas y un tráiler la transportará por las empinadas calles de La Paz hasta una carretera de 320 kilómetros que cruza el altiplano hasta el puerto de Arica.

Limachi, quien ha construido pequeñas islotes de totora trenzada que flotan cerca de su aldea a orillas del Titicaca —el lago navegable más alto del mundo— es uno de los que más sueña con esta expedición.

El anciano aymara quiere retirarse de esta actividad artesanal a la que ha dedicado 64 años viendo como la gigante balsa de juncos atraca al otro lado del orbe. Y desde ya le desea suerte al explorador estadounidense.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario