Mundo 28 mayo 2016

Estado Islámico ataca bastiones rebeldes en norte de Siria

BEIRUT, Líbano (AP) — Milicianos del grupo Estado Islámico entraron el sábado en un bastión opositor del norte de Siria y chocaron con los rebeldes a las afueras de la población de Marea, con lo que el grupo extremista continuó su avance más importante cerca de la frontera con Turquía en dos años, informaron grupos de oposición sirios y medios del Estado Islámico.

Más de 160.000 civiles han quedado atrapados en el fuego cruzado, el cual también obligó a la evacuación de uno de los pocos hospitales que quedan en la zona, operado por la organización internacional Médicos sin Fronteras.

El sábado, combatientes del Estado Islámico lanzaron dos ataques con bombas contra "fuerzas de oposición" cerca de Marea, dijo el grupo a través de su agencia de noticias, Aamaq.

Luego de las bombas, milicianos del Estado Islámico ingresaron a Marea y el combate comenzó dentro de la ciudad, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un equipo de medios opositores con sede en Gran Bretaña que cubre la guerra civil en Siria.

Los avances territoriales alrededor de los bastiones rebeldes de Marea y Azaz, al norte de la ciudad de Alepo, son un golpe para los rebeldes respaldados por Turquía y Arabia Saudí, quienes han estado luchando para retener un punto de apoyo en la región mientras son acorralados por los oponentes desde todas partes. También demostraron la capacidad del grupo Estado Islámico para organizar grandes ofensivas y capturar nuevas zonas, a pesar de una serie de bajas recientes en Siria e Irak

La ofensiva de Estado Islámico contra baluartes rebeldes sirios cerca de la frontera turca inició el jueves por la noche.

El viernes, milicianos del grupo tomaron seis pueblos cerca de Azaz, lo que provocó intensos combates que atraparon a decenas de miles de civiles incapaces de huir a un lugar seguro ya que la frontera con Turquía permanece cerrada. Unos cientos huyeron al occidente hacia el enclave en control de los kurdos de Afrin.

La gente está "aterrorizada por sus vidas", afirmó el Comité Internacional de Rescate en un comunicado. El grupo agregó que recibió la confirmación de reportes de que al menos cuatro familias enteras, incluidos mujeres y niños, fueron asesinados el viernes a las afueras de la ciudad de Azaz.

Los milicianos avanzaron hasta 3 kilómetros (2 millas) de la localidad rebelde de Azaz y cortaron la ruta de suministros con Marea, que se encuentra más al sur.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario