Mundo 14 enero 2017

Estado Islámico asalta ciudad siria fronteriza con Irak

BEIRUT, Líbano (AP) — El grupo extremista Estado Islámico lanzó el sábado su mayor ofensiva en un año sobre zonas controladas por el régimen sirio en la ciudad de Deir el-Zour, dijeron el gobierno y activistas de oposición. Los milicianos abrieron varios frentes de combate en la región oriental, fronteriza con Irak.

Tres personas murieron y nueve resultaron heridas por cohetes lanzados por la milicia radical contra vecindarios de la ciudad, según la televisión siria.

Había intensos combates entre tropas sirias y miembros de la milicia radical dentro de Deir el-Zour y en los alrededores de un aeropuerto militar cercano controlado por el gobierno. El grupo extremista lanzó su ataque desde varios frentes, comenzando en la zona de Baghaliyeh, cerca del extremo noroccidental de la localidad.

Deir el-Zour es estratégico para el Estado Islámico porque une al territorio iraquí con Raqqa, su capital de facto en Siria.

Sonoras explosiones sacudieron la ciudad, según fuentes. Activistas sirios dijeron que la aviación siria participaba en los combates.

La televisora de noticias Deir Ezzor 24 informó de combates desde la mañana cerca del aeropuerto militar y en otros puntos, y señaló que la aviación siria había atacado las áreas de Baghaliyeh y Ayash, así como los alrededores de una base militar conocida como Brigada 137 y que está al oeste de la urbe.

Los extremistas, que controlan la mayor parte de la provincia de Deir el-Zour, asedian la capital de la provincia desde 2014. Las fuerzas del gobierno han soportado el cerco gracias a la entrega aérea de ayuda humanitaria y a las armas y munición que llegan por aire al aeropuerto. Los habitantes que siguen en el lugar han informado de malnutrición y hambrunas en medio de un grave desabastecimiento de alimentos, agua combustible.

En los últimos meses, el Estado Islámico ha intentado tomar los barrios que controla el gobierno y los suburbios de la ciudad sin mucho éxito.

La ofensiva del sábado era el ataque más fuerte registrado en el lugar desde enero de 2016, indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña. Hace un año, una ofensiva del grupo radical dejó docenas de muertos, en su mayoría milicianos afines al gobierno, en ataques de gran escala en los que los extremistas hicieron avances considerables. La mayoría de esas bajas se produjeron en Baghaliyeh.

El grupo extremista recibió refuerzos hace poco en preparación de la batalla, incluyendo gran cantidad de munición y combustible, dijo el Observatorio.

El Estado Islámico, que en 2014 tomó gran parte de Irak y Siria e impuso un autodenominado califato islámico a ambos lados de la frontera, está bajo una intensa presión en ambos países, donde ha perdido mucho terreno en los últimos meses.

___

El periodista de The Associated Press Albert Aji colaboró desde Damasco.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario