Deportes 03 abril 2016

Estadios aumentan seguridad con nuevas redes protectoras

KANSAS CITY, Missouri, EE.UU. (AP) — Eric Hosmer recuerda todavía el grito ahogado del público en Cleveland y el silencio insoportable que le siguió, cuando un batazo de foul viajó sobre la línea de la tercera base y golpeó a una mujer sentada en la primera fila.

Hosmer, quien era entonces un primera base novato, quedó tan impactado por la escena que el manager de los Reales de Kansas City, Ned Yost, le preguntó si quería terminar el partido.

"El juego fue interrumpido durante varios minutos y uno desconocía si ella iba a estar bien. Fue aterrador", recordó Hosmer antes del encuentro del domingo por la noche, con el que los Reales iniciaban la temporada regular ante los Mets de Nueva York. "Había atestiguado algunos pelotazos antes, especialmente en el rostro. Es algo que uno no quisiera volver a ver".

Grandes Ligas espera que ese tipo de incidentes sean algo inusual esta campaña.

Después de un estudio detallado el año anterior, cuando varios fanáticos fueron lastimados por bates rotos y pelotas de foul, las mayores anunciaron en diciembre las recomendaciones de ampliar la red protectora en sus estadios hasta los extremos de ambos dugouts y en cualquier a 21,3 metros (70 pies) de distancia del plato. Algunas organizaciones de antemano cumplen con las nuevas normas, mientras que el resto está ampliando sus redes a la distancia recomendada e incluso más allá.

En Kansas City, eso implica extender la red hasta los extremos de cada dugout.

"Sé que en algunos lugares a los que vamos en las giras, los asientos asignados para nuestras familias a veces se encuentran justo detrás del dugout o cinco filas arriba, y en verdad uno no está cómodo con que su madre esté sentada tan cerca", indicó Hosmer a The Associated Press. "Ahora que las redes protectoras han sido extendidas, pienso que va a ser de mucha ayuda. Ayuda a los aficionados que no están prestando atención, pero también a los niños. Hay demasiado en riesgo".

La seguridad tiene su precio, claro está. Tales localidades generalmente son de las más costosas de los estadios y cualquier cosa que obstruya la vista podría afectar la posibilidad de venderlas. La asistencia de antemano es un problema en muchos lugares, y la televisión ha convertido al sofá de la sala en una de las mejores localidades para ver un partido.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario