Deportes 14 mayo 2016

Estadio olímpico de atletismo una prueba más para Río

RIO DE JANEIRO (AP) — Chaunte Lowe, quien compite en el salto de altura, se pagó su pasaje y hospedaje en Río de Janeiro para participar en el Campeonato Iberoamericano de atletismo, este fin de semana; el último de más de 40 eventos de prueba antes de que inicien los Juegos Olímpicos en menos de tres meses.

La estadounidense Lowe intentará clasificarse en julio a sus cuartos Juegos Olímpicos, luego de figurar sexta en los últimos dos. También estuvo presente en Atenas, pero no logró alcanzar la final.

El viaje fue para inspeccionar lo que se avecina.

"Creo que es una inversión si quieres que te vaya bien y gozar de éxito aquí", dijo el sábado, sobre la pista de atletismo en dos tonos de azul del Estadio Olímpico, ubicado en el barrio de Engenho de Dentro, en el norte de la ciudad. "Es una inversión en uno mismo y para mí, valió la pena".

Lowe es una de cientos de atletas que compiten en el remodelado inmueble este fin de semana. Tal vez sea una prueba de segundo nivel, pero importante para una olimpiada bajo muchos cuestionamientos.

Existe la amenaza del virus zika, propagado por mosquitos. La venta de boletos ha sido lenta y se sufre de recortes al presupuesto operativo y de seguridad. Y no se vive la sensación en la ciudad de que el evento deportivo más grande del mundo está por llegar a la ciudad. No hay vallas publicitarias, ni quiscos con mercancía olímpica a la venta.

Brasil también está sumergido en su peor recesión desde la década de 1930, y la presidenta Dilma Rousseff fue suspendida durante 180 días en lo que el Senado se prepara para su juicio político.

Todo eso no logró distraer a Lowe, quien se enfoca en su primera medalla olímpica.

"Eso completaría el ciclo", admitió.

El sábado ganó su evento con un salto de 1,96 metros, muy lejos de su récord estadounidense de 2. 05 metros.

"Cada que voy a algún lado, me cuesta mucho trabajo adaptarme a la nueva superficie", señaló Lowe, quien ha obtenido medallas de oro, plata y bronce en los mundiales. "Así que quería llegar antes y sentirla. Se requieren ajustes y ya los hice. Por lo mismo, me siento confiada para los Juegos Olímpicos".

En cuanto a los demás asuntos, Lowe dijo que no ha visto a un solo mosquito, pero de todas maneras evita cualquier riesgo.

La Organización Mundial de la Salud recomendó que las mujeres embarazadas eviten viajar a zonas en las que se ha registrado el zika, y Brasil fue el epicentro de dicho brote. Se ha demostrado científicamente que el virus zika puede causar defectos de nacimiento en los recién nacidos.

Lowe ya tiene tres hijos de 2, 5 y 8 años de edad.

"Ya tuve a mis hijos, así que eso no me preocupa demasiado", señaló. "Obviamente se toman precauciones. No mantenerse cerca de agua estancada. Colocarse el repelente. Pero al mismo tiempo, uno entrena toda su vida para este momento".

Río tendrá dos estadios. El legendario Maracaná al norte de la ciudad, donde se disputará la final del torneo olímpico de fútbol, y donde se realizarán las ceremonias de inauguración y clausura.

Aún más al norte, en una parte de clase obrera de la ciudad, se erigió el Estadio Olímpico para las competencias de atletismo.

Construido para los Juegos Panamericanos de 2007, la capacidad del estadio se incrementó de 45.000 a 60.000 espectadores. Pero es un lugar compacto, por lo que aficionados y fotógrafos deberán gozar de una buena vista.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario