Mundo 27 abril 2016

Esperan aclarar más abusos en colonia alemana en Chile

SANTIAGO, Chile (AP) — Activistas de derechos humanos, ex prisioneros del enclave Colonia Dignidad y el gobierno chileno esperan que la desclasificación alemana de documentos sobre el reducto, que colaboró con la dictadura militar, ayude a aclarar crímenes de lesa humanidad aún sin castigo.

El anunció de la desclasificación fue realizado en la víspera por el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, quien precisó que el gobierno de la canciller Angela Merkel adelantó en una década la publicación de los archivos entre 1986 y 1996, que revelan cómo los diplomáticos de la embajada germana en Santiago ni el gobierno chileno no hicieron nada por evitar los abusos. No se precisó cuándo se iniciará el acceso a los documentos.

El canciller chileno Heraldo Muñoz agradeció el gesto de Merkel sobre "el asentamiento germano que funcionó en Chile durante la dictadura como centro donde ocurrieron torturas, desapariciones y abuso de menores."

"Confiamos en que esta información contribuirá a esclarecer los crímenes que allí se cometieron, de modo tal de que las víctimas y sus familiares encuentren la justicia que reclaman", agregó.

La colonia, que hoy se hace llamar Villa Baviera, está en las cercanías de Parral, unos 400 kilómetros al sureste de Santiago, abarca unas 17.000 hectáreas que van virtualmente de cordillera a mar.

El abogado cofundador de la Asociación por la Memoria y Derechos Humanos de Colonia Dignidad, Roberto Celedón, señaló que aunque es un gran paso, "el período dado a conocer es muy limitado".

Margarita Romero, presidenta de la asociación, en una reciente entrevista con The Associated Press, recordó que el enclave colaboró activamente con la Dirección de Inteligencia Nacional, Dina, la primera policía represiva del dictador Augusto Pinochet, 1973-1990, y sirvió como campo de entrenamiento de muchos agentes, y colaboró "en el asesinato de prisioneros políticos chilenos".

Colonia Dignidad fue fundada en 1961 por inmigrantes alemanes dirigidos por Paul Schafer, un ex enfermero del ejército alemán que participó en la Segunda Guerra Mundial.

Prosperaron aceleradamente con sus trabajos ganaderos y agrícolas, y supuestamente ayudan a los campesinos chilenos con un hospital y una escuela, y en su mejor época vivieron unos 300 a 400 colonos, la mayoría alemanes y chilenos educados como germanos. Desde 1973 colaboraron con la dictadura de Pinochet, y judicialmente están probados los secuestros, torturas y desapariciones.

Lo que no se sabía era que Schafer y su gente obligaban a los matrimonios a vivir separados de sus hijos, y los hombres dormían en un pabellón y las mujeres en otro.

También se practicó el trabajo esclavo, con niños y con adultos porque no pagaron sueldos ni beneficios sociales.

Al volver la democracia en 1990, se comprobaron las denuncias de colonos que habían logrado escapar de la Colonia. A fines de los noventa Schafer huyó, fue recapturado en 2005 en Argentina, procesado en Chile por casi una treintena de casos de pederastia y sentenciado a más de 20 años de cárcel. Murió en prisión.

Descendientes de la camarilla de Schafer, varios presos, controlan ahora el fundo y convirtieron dependencias de la colonia en un centro turístico que cuenta hasta con un guía.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario