Entretenimiento 18 abril 2017

Épica sobre masacre de armenios llega a la gran pantalla

NUEVA YORK (AP) — "The Promise", la mayor producción que se haya hecho sobre la masacre de armenios durante la Primera Guerra Mundial, ha sido reseñada por más de 111.300 personas en el sitio especializado en cine IMDb, una cifra notable tomando en cuenta que no se estrena hasta este viernes y que solo se ha exhibido un puñado de veces en público.

La reacción apasionada se debe a que "The Promise", una producción de 100 millones de dólares protagonizada por Oscar Isaac y Christian Bale, ha provocado a aquellos que niegan que 1,5 millones de armenios fueron exterminados entre 1915 y 1923 por el Imperio Otomano o que las muertes de armenios fueron el resultado de una política de genocidio. Miles, muchos de ellos en Turquía, se han abalanzado a IMDb para darle una reseña negativa pese a que no la han visto. Aunque muchos países y la mayoría de los historiadores llaman la masacre genocidio, Turquía ha rechazado vehementemente esa etiqueta.

Y ese no es el sabotaje más audaz a "The Promise", un proyecto del fallecido inversionista millonario Kirk Kerkorian, expropietario de MGM.

En marzo, apenas unas semanas antes de su estreno, apareció otra película curiosamente similar llamada "The Ottoman Lieutenant", un gran romance ubicado en la misma era con estrellas que incluyen a Ben Kingsley y Josh Hartnett, hecho por productores turcos y que narra la versión turca de los acontecimientos: que los armenios fueron solo un daño colateral en la Primera Guerra Mundial. Una especie de "The Promise", sin el genocidio.

"Fue como una imagen revertida de nosotros", dijo Terry George, director y coguionista de "The Promise". George, el realizador irlandés, tiene algo de experiencia navegando las sensibilidades en torno al genocidio al haber escrito y dirigido antes "Hotel Rwanda" (2004), sobre el genocidio ruandés a principios de los 90.

George compró un boleto para ver "The Ottoman Lieutenant". "Básicamente el argumento es la tesis del gobierno turco: que hubo un levantamiento y que fue malo y que tuvimos que sacar a esta gente de la zona de combate, lo que, si se aplica a los nazis en Polonia sería: 'Ay, hubo un levantamiento en el Gueto de Varsovia y tuvimos que sacar a estos judíos de la zona de combate''', dijo George. "La película es notablemente similar en términos de estructura y de estilo, incluso".

La naciente compañía detrás de "The Ottoman Lieutenant", Eastern Sunrise Productions, no respondió preguntas para este artículo. Los críticos arremetieron contra el filme como una "historia revisionista" que "disimula el genocidio". Se preguntaron "¿Qué hace Sir Ben Kingsley en 'The Ottoman Lieutenant?'''.

La matanza de hasta 1,5 millones de armenios por los otomanos turcos en la época de la Primera Guerra Mundial es ampliamente vista por los estudiosos como el primer genocidio del siglo XX. Turquía, sin embargo, niega que las muertes constituyan genocidio y dice que la cifra ha sido inflada, que los fallecidos fueron víctimas de la guerra y de la agitación social.

La historia de los armenios ha enfrentado obstáculos en Hollywood. El primer filme que abordó el genocidio fue la cinta muda de 1919 "Ravished Armenia". A mediados de los años 30, MGM comenzó la preproducción de una adaptación de "Los cuarenta días del Musa Dagh" de Franz Werfel con Clark Gable como protagonista, pero bajo la presión del gobierno turco el proyecto se cayó.

"América, América" (1963) de Elia Kazan, una odisea sobre inmigración basada en la experiencia de la familia del director, comenzaba con la persecución de armenios y griegos. Pero las películas que mejor capturaron la persecución de armenios han sido hechas fuera de Hollywood, por cineastas internacionales como Atom Egoyan ("Ararat" de 2002) y Fatih Akin ("The Cut", titulada "El Padre" en español, de 2014).

"The Promise", financiada por la Fundación Kerkorian, también se hizo fuera de los grandes estudios. Sus realizadores están donando todas las ganancias a organizaciones no lucrativas y pretenden usar la película con clasificación PG-13 (menores de 13 años deben ir acompañados de un representante adulto) como herramienta educativa en las escuelas. Su estreno se programó para el 24 abril, fecha en la que se conmemora el aniversario del genocidio.

"Una de las cosas más grandes para nosotros era sacar el genocidio armenio de la oscuridad", dijo el productor Eric Esrailian, un físico de Los Angeles y amigo de Kerkorian. "La negación del genocidio es una fase del genocidio. Con la negación sistemática se ha tratado de aplastar y enterrar la verdad por muchos años. Es increíble ver todo esto salir a la luz ahora".

"The Promise" se hizo con épicas como "Doctor Zhivago" y "Casablanca" en mente: una historia de amor en tiempos de guerra. La mayoría de los horrores ocurren fuera de la pantalla. Kerkorian, quien murió en el 2015, soñaba con un clásico que representara el dolor armenio con la grandeza que tanto se le ha negado.

"Sigue siendo una película", dijo Esrailian. "No es una declaración política, es solo la verdad".

A Bale, quien interpreta a un reportero de The Associated Press en el filme, le atrajo la naturaleza altruista del proyecto. "Para mi vergüenza, no sabía nada del genocidio armenio", reconoció el actor. "La primera vez que leí el guion, fue un momento de asombro".

Sospecha que muchos, como él, apenas tienen una idea vaga de los acontecimientos, aun cuando estos fueron ampliamente cubiertos por la prensa en ese entonces. Hitler incluso citó la falta de remembranza de los armenios como una justificación para el Holocausto.

"Solo espero que la película pueda ayudar y que de hecho no exacerbe ningún problema", dijo Bale. "Pero para mí, no hay que ser genio para ver la vergüenza que implica tener que reconocer las atrocidades que ocurrieron en el nacimiento de una nación. Le sucede a muchas naciones".

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario