Deportes 06 septiembre 2016

Entrenadora: Hope Solo fue suspendida por 'suma de acciones'

La entrenadora de la selección estadounidense de fútbol de mujeres Jill Ellis enfatizó que la suspensión de la portera Hope Solo se derivó de "la suma total de sus acciones" y no sólo de los comentarios que hizo sobre Suecia durante los Juegos Olímpicos.

Solo fue suspendida por seis meses, y su contrato con la Federación de Fútbol de Estados Unidos se dio por terminado después de la decepcionante eliminación del seleccionado en Río de Janeiro.

Suecia derrotó a las estadounidenses por penales tras un empate 1-1 en el tiempo reglamentario del duelo de cuartos de final. Después del cotejo, Solo consideró que las suecas eran "un montón de cobardes" por su estilo defensivo de juego.

Ellis habló del castigo por vez primera, durante una entrevista publicada por el sitio de la Federación en la internet.

"Al paso del tiempo, ha habido varias distracciones extradeportivas en las que la Federación ha tomado medidas. Cada vez que ocurrió una acción, se dejó claro que la expectativa era que ésta fuera la última vez que un paso así resultaba necesario", relató Ellis. "Tristemente, la manera en que Hope manejó sus comentarios después de los Juegos Olímpicos nos obligó a tomar una decisión significativa. No es simplemente una decisión sobre los comentarios, sino basada en la suma total de sus acciones, que desafortunadamente pintaron un panorama negativo sobre nuestro programa".

Solo no podrá ser convocada a la selección nacional sino hasta febrero.

A comienzos de 2015 se le suspendió luego de que su marido Jerramy Stevens fue arrestado, supuestamente por conducir ebrio en una camioneta de la Federación, mientras el equipo se encontraba en un entrenamiento en California. La arquera estaba en ese momento con su esposo, ex tight end de los Seahawks de Seattle.

Stevens no respondió a las acusaciones y se le sentenció a 30 días de cárcel y a cuatro años en libertad condicional. La Federación suspendió a Solo por 30 días.

Asimismo, Solo podría ir a juicio por cargos menores de violencia doméstica, a raíz de los incidentes registrados en 2014 en la casa de su hermana. En aquel entonces, habría agredido a su hermana y a su sobrino de 17 años, presuntamente alcoholizada.

Solo ha dicho que fue la víctima en aquel altercado. A comienzos de este año, una corte de apelaciones en el estado de Washington rechazó la petición de la portera, quien deseaba evitar el juicio.

Tras su suspensión más reciente, Solo decidió dar por concluida su campaña con el Reign de Seattle, equipo de la liga nacional de fútbol de mujeres.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario