Mundo 10 julio 2016

Enfrentamientos sacuden la capital de Sudán del Sur

JUBA, Sudán del Sur (AP) — La capital de Sudán del Sur fue sacudida el domingo por intensos enfrentamientos entre las fuerzas leales al presidente y las del vicepresidente, lo que dejó numerosas bajas y azuzó los temores de que el país vuelva a caer en una guerra civil.

El enfrentamiento comenzó en la mañana y duró hasta las 8 de la noche, cuando una gran tormenta pareció desalentar los choques, dijo la portavoz de la misión de las Naciones Unidas, Shantal Persaud.

Un vehículo blindado de transporte de personal de la ONU fue alcanzado por un disparo de artillería en un campamento de resguardo de civiles, agregó. Los cascos azules que iban en el vehículo resultaron heridos, dijeron testigos.

"La situación es realmente muy mala. Tenemos muchas bajas en este bando, creo que entre 50 y 60, además de las de ayer", señaló Budbud Chol, que supervisa la seguridad de una clínica en la base. "Tenemos bajas civiles. Granadas propulsadas por cohetes cayeron en el campamento y dejaron ocho personas heridas".

Entre los lesionados hay cinco niños y dos mujeres; el resto son hombres, afirmó.

Por lo menos una persona ha fallecido en el campamento, señaló Chol, aunque dijo desconocer el número de bajas en el exterior, donde la lucha era intensa entre las fuerzas del gobierno que apoyan al presidente Salva Kiir y las tropas opositoras leales al primer vicepresidente Riek Machar.

El bando de la oposición culpó a las fuerzas del gobierno de haber comenzado los enfrentamientos del domingo en la mañana con un ataque contra una base rebelde en el sector Jebel de la capital.

Tres helicópteros artillados bombardearon campamentos rebeldes, dijo William Gatjiath Deng, portavoz de las fuerzas insurgentes.

El ejército de Sudán del Sur confirmó el domingo los enfrentamientos, pero se desconoce cómo comenzó la lucha, dijo el portavoz del ejército Lul Ruai Koang, quien se encuentra en el cuartel general del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán en Bilpham.

En un comunicado emitido el domingo al término de una reunión de emergencia de casi tres horas, el Consejo de Seguridad de la ONU "condenó en los términos más enérgicos" la intensificación del conflicto en Juba y manifestó "su particular conmoción e indignación" por los ataques contra recintos del organismo internacional y lugares de protección de civiles.

Los miembros del consejo solicitaron el fin inmediato de la lucha y subrayaron que los "ataques contra civiles, así como contra instalaciones y personal de la ONU, podrían constituir crímenes de guerra".

Un oficial chino perdió la vida y varios cascos azules chinos y ruandeses resultaron heridos en los ataques, dijo el embajador japonés ante la ONU, Koro Bessho, quien ocupa la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad.

Los miembros del Consejo también manifestaron disposición a considerar un refuerzo de la misión de mantenimiento de la paz de la ONU en Sudán del Sur en un intento por impedir la violencia y reaccionar frente a situaciones de este tipo.

En respuesta a los enfrentamientos, el Departamento de Estado estadounidense ordenó el domingo la partida del personal no indispensable de la embajada de ese país en Juba, de acuerdo con un comunicado del vocero John Kirby.

___

Patinkin informó desde Nairobi, Kenia. El periodista Charles J. Gans de The Associated Press en Nueva York contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario