Entretenimiento 11 mayo 2016

Enfermos de cáncer en Panamá disfrutan sinfonía de Beethoven

PANAMA (AP) — El director de orquesta español Íñigo Pírfano alegró por un momento el corazón de los enfermos de cáncer en Panamá.

Bajo la batuta del también compositor de Bilbao, la Orquesta Sinfónica Nacional panameña interpretó el miércoles por la mañana la Novena Sinfonía, o "Coral", de Ludwig van Beethoven ante un grupo de pacientes del Instituto Oncológico Nacional en esta capital.

Cuatro solistas y un coro de 80 voces de la Universidad de Panamá tomaron parte en el cuarto y último movimiento de la sinfonía, que duró algo más de una hora.

La presentación fue parte de una iniciativa de Pírfano que comenzó el año pasado con un concierto en un hospital en su país natal y que pretende llevar la obra cumbre del genio clásico alemán y patrimonio musical de la humanidad a personas y grupos pobres, enfermos y refugiados por la guerra en el planeta.

"Estamos encantados de traer esta iniciativa que pretende acercar el mensaje profundo y transformador de la Novena Sinfonía a colectivos y personas que no pueden permitirse comprar un boleto o acceder a una sala de conciertos", dijo Pírfano a The Associated Press antes de la interpretación de la obra. "Estamos haciendo realidad que este patrimonio musical llegue a todos".

A los enfermos panameños "les traemos la cercanía, el cariño, esta música que ofrece respuestas y que llega profundo al corazón", agregó el director, que bautizó a su iniciativa como "A kiss for all the world", que quiere decir "Un beso para todo el mundo".

Previo a la actuación, en una muestra didáctica, el director español compartió con el grupo de pacientes referencias sobre la Novena Sinfonía y el mensaje de cada uno de sus cuatro movimientos. Dijo que Beethoven la compuso completamente sordo y que "solo se la pudo imaginar en su cabeza".

Destacó que esta obra era una herencia para todos, en referencia a su declaración como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO en 2003.

Decenas de pacientes, algunos sentados en los pasillos del hospital, escucharon con atención y posteriormente disfrutaron la interpretación, aplaudiendo con fuerza al término de cada uno de los movimientos.

"Me distraje la mente un rato y me gustó porque nunca había estado en una actividad como esta y escuchar a una orquesta con tantos instrumentos y músicos", dijo Moisés Suira, un chico de 18 años del occidente panameño. "Me hizo olvidar por un rato los efectos de la quimioterapia".

Suira lleva un año de tratamiento en el hospital oncológico. Escuchó la sinfonía junto a su madre.

La gira de Pírfano en Panamá, que incluye dos presentaciones más el jueves y viernes en otros escenarios de la capital, precede a un recital realizado en marzo en Colombia, donde llevó la obra de Beethoven a presos y niños de la calle que viven en albergues.

Después de Panamá programa llevarla a Perú y luego a un campo de refugiados en Alemania, aunque no precisó las fechas.

Nacido en 1973 en Bilbao, Pírfano estudió solfeo, piano, armonía y dirección de orquesta, además de filosofía en diversos centros en Europa. Fundó a fines de la década de 1990 la Orquesta Académica de Madrid, con la que dado numerosos conciertos. También ha dirigido otras orquestas en varias ciudades del viejo continente.

En junio del 2015 dirigió un concierto en un hospital de Madrid en el que germinó su iniciativa de llevar la sinfonía de Beethoven por el mundo como una especie de fármaco para los convalecientes.

"La música sana", dijo el director. "Da respuestas a lo que más nos importa en la vida".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario