Associated Press 18 abril 2016

Encuesta: Estadounidenses molestos con el gobierno federal

CHICAGO (AP) — A pesar de reportes de que los estadounidenses están descontentos, una encuesta Associated Press-GfK halló que la mayoría están satisfechos con su situación —su familia, su trabajo, su estado financiero— y que lo que los tiene furiosos es el mal funcionamiento del gobierno federal.

Casi ocho de cada 10 norteamericanos están insatisfechos o molestos con lo que ven como desorden en el gobierno, mientras aproximadamente la misma cantidad se manifiestan optimistas y entusiasmados en cuanto a su vida personal. Los republicanos son mucho más propensos a estar descontentos —la mitad de ellos, comparado con una cuarta parte de demócratas o independientes— y esos republicanos están más inclinados a apoyar a Donald Trump.

Aun así, el enojo no parece tener raíces en una ideología política sino en un desdén colectivo hacia un sistema político que no parece estar funcionando, dijeron los votantes encuestados. Están molestos con ambos partidos, con políticos establecidos y poderosos de Washington que, a su entender, no le dan prioridad a las necesidades del pueblo.

"Hay demasiados agentes de presión política y funcionarios públicos que no trabajan en el interés del colectivo", dijo Greg Boire, de 37 años quien trabaja como agente de asistencia al consumidor en Belding, Michigan y quien votó por Trump en las primarias de ese estado. "Pasa con ambos partidos... es algo que abarca al gobierno entero".

John Santoro de San José, California, dice que le va bien económicamente pero que le enfurece que no se ha hecho lo necesario para reducir la deuda del país.

Santoro, de 58 años y quien trabaja para una empresa que vende productos afiliados con semiconductores, le echa la culpa más que nada al presidente Barack Obama, pero enfatiza que "políticos de ambos partidos tienen la culpa porque no son capaces de tomar medidas. Lo único que hacen es recaudar fondos y recibir dinero de grupos con intereses particulares".

La encuesta AP-GfK demostró que republicanos enojados como Boire y Santoro son mucho más propensos que otros a tener una opinión favorable de Trump: una proporción de 62% versus 42%. Un 58% de los republicanos enojados —pero solo 36% de los insatisfechos— tienen una opinión desfavorable de Trump.

Ambos hombres dijeron que apoyan a Trump, pero hasta cierto punto. Creen que él puede revolucionar las cosas en Washington, pero que están preocupados por su retórica y su falta de organización.

Boire dice que está impresionado con el hecho de que Trump está usando dinero de su propio bolsillo y está "expresando sus propias opiniones, no las de los agentes de presión política", pero Boire estaría satisfecho si Ted Cruz, quien tiene más experiencia política, gana la nominación porque Trump "no tiene el filtro necesario para callar los comentarios negativos".

Santoro dijo que podría votar por Cruz en las primarias de California si Trump "no se organiza" y empieza a regir una campaña más profesional.

Aun así, Trump ha logrado canalizar la ira de los norteamericanos hacia el gobierno federal para atraer a partidarios acérrimos, como Debra Waterson de Petoskey, Michigan. Ella respaldó a Obama en 2008 y cuatro años después al republicano Mitt Romney.

Waterson, de 58 años, está molesta por el poder político que tienen los defensores del porte de armas y por el hecho de que el Senado se rehúsa a someter a votación al candidato a juez de la Corte Suprema presentado por Obama, pero lo que más furiosa la tiene son la economía y los tratados de libre comercio y es por eso que votó por Trump en las primarias.

"Aquí, en el norte de Michigan, hay tanto desempleo y tanta gente que no puede comprar alimentos ni medicinas", dijo Waterson, quien aseguró que su familia apenas puede pagar las cuentas a fin de mes.

___

La encuesta AP-GfK de 1.076 adultos fue realizada por internet entre el 31 de marzo y el 4 de abril, usando una muestra sacada mediante el sistema KnowledgePanel de GfK, para que sea representativa de la población estadounidense. El margen de error es 3,3 puntos porcentuales.

Los encuestados inicialmente fueron escogidos al azar por teléfono o por correo y luego entrevistados por internet. A los que no tenían acceso a internet se les dio acceso gratis.

___

Swanson reportó desde Washington

___

Encuesta en internet (en inglés): http://ap-gfkpoll.com

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario