Deportes 11 junio 2016

En un marco de violencia, Inglaterra y Rusia empatan 1-1

MARSELLA, Francia (AP) — En un partido marrado por reyertas entre hinchas dentro y fuera del estadio, Inglaterra dejó escapar en el último aliento la victoria y debió conformarse el sábado con un empate 1-1 con Rusia en la Eurocopa.

Durante las horas previas al partido, hinchas ingleses y rusos se enfrentaron en el vecino puerto viejo de Marsella. También lo hicieron brevemente a las puertas del estadio Velódromo, en el tercer día seguido de violencia en la ciudad. La policía empleó gas lacrimógeno y cañones de agua para dispersar a los revoltosos.

Un gol de tiro libre de Eric Dier puso en ventaja a Inglaterra a los 73 minutos, pero Vasili Berezutsky selló el empate con un cabezazo cuando se jugaban los últimos instantes de la prolongación.

"Estamos muy decepcionados, hicimos un gran partido y regalamos el gol al final", se lamentó Dier. "No es culpa de la experiencia. No hemos sabido imponer nuestra autoridad".

Las refriegas continuaron tras el silbatazo, cuando un número masivo de ultras rusos situados detrás de una de las porterías se enfiló hacia donde estaban los fanáticos ingleses, arrojando objetos y abrumando la resistencia de los encargados de seguridad. Los aficionados ingleses, incluidos varios niños, huyeron despavoridos.

La UEFA informó que abrirá un expediente disciplinario por los hechos de violencia. Rusia podría enfrentar las sanciones más severas por los enfrentamientos dentro del estadio.

"La FA (federación inglesa) está muy decepcionada por las escenas terribles que se vieron ahí, y desde luego condena ese comportamiento", dijo el portavoz de ese organismo Mark Whittle, quien afirmó que había exhortado a las autoridades francesas "a identificar a los que se involucraron en estos problemas y a lidiar con ellos de forma adecuada y expedita".

Con Wayne Rooney y Delle Alli a cargo de la elaboración de juego, Inglaterra tuvo un arranque de alto vuelo, pero no supo mantener el empuje inicial.

Luego de desperdiciar varias en un dominante tiempo, el equipo de Roy Hodgson parecía incapaz de encontrar soluciones hasta que Dier apareció con su misil.

El que Dier, un volante de contención, fuera el encargado de cobrar el libre directo desde el borde del área, causó sorpresa. Pero lo definió estupendamente, clavando el balón en el ángulo superior.

Rusia, sin embargo, tuvo la última palabra.

Cuando quedaban escasos segundos en el reloj, el suplente Berezutsky peinó el balón al fondo de la red.

"Podemos rescatar varias cosas positivas del partido, con un desempeño superlativo. La iniciativa fue nuestra, pero no supimos controlar al final".

El resultado dejó a Gales como líder del Grupo B, con tres puntos, tras vencer 2-1 a Eslovaquia en Lens.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario