Associated Press 06 noviembre 2016

En la recta final, Trump visita territorio demócrata

PEMBROKE PINES, Florida, EE.UU. (AP) — Luchando como si se tratara del partido de un solo miembro, Donald Trump se propuso el sábado incursionar en fortificaciones demócratas en los últimos días de campaña, mientras que Hillary Clinton confió en un ejército de celebridades y políticos de primer nivel para defender su ventaja en la contienda presidencial.

El divisivo candidato republicano ajeno a la clase política del partido que representa, admitió que básicamente está por su cuenta, aun en momentos en que prometió hacer campaña en Minnesota, un estado que no ha respaldado a un nominado presidencial del Partido Republicano en más de cuatro décadas.

"Hillary Clinton tiene a todas estas celebridades y políticos fracasados haciendo campaña a su favor", dijo un desafiante Trump en Carolina del Norte, uno de los cuatro estados en disputa reñida que visitaría el sábado. "Yo sólo me tengo a mí, pero tengo a mi familia".

En otro mitin en Nevada más tarde, estalló un tumulto frente al podio en medio del discurso de Trump. Dos guardaespaldas sacaron a Trump del escenario cuando alguien gritó "¡Pistola!", dijo el Servicio Secreto en un comunicado. El individuo fue detenido pero no se halló arma alguna, dijo esa agencia.

Trump regresó poco después y declaró "¡A nosotros nadie nos detiene!"

Respondiendo al empuje de Trump, la candidata presidencial demócrata Clinton anunció planes de dedicar una atención valiosa a Michigan, otro improbable estado crucial donde tanto ella como el presidente Barack Obama planean hacer campaña el lunes.

Clinton enfrentó el sábado cielos nublados en el muy disputado estado de Florida, con lluvia y viento intenso, antes de dirigirse a Pennsylvania para aparecer acompañada de la cantante Katy Perry. La candidata estaba preparando un acto de campaña para el domingo acompañada del súper astro de baloncesto Lebrón James, luego de haber compartido el escenario la noche previa con la diva de la música Beyoncé y el esposo de ésta, el magnate de hip hop Jay Z.

"Mi parte personal favorita: Beyoncé dejó a sus coristas en trajes de pantalón", comentó Clinton riendo en Pembroke Pines, Florida.

Los últimos días pusieron de relieve agudas diferencias entre las campañas de los candidatos en una turbulenta temporada 2016 hacia la presidencia.

Respaldada por el presidente Obama y la élite política de su partido, Clinton dedicó la mayor parte del último año luchando para unificar la coalición de minorías de Obama y los votantes jóvenes, auxiliada en ocasiones por la profunda impopularidad de Trump entre las mujeres de ambos partidos.

Trump ha cortejado a votantes blancos de la clase trabajadora aprovechando la fuerza de su propia celebridad, pero ha ahuyentado a muchos potenciales aliados republicanos durante una campaña arruinada por pifias extraordinarias y crisis creadas por él mismo. Hace apenas cuatro semanas emergió un video en el que un casado Trump admitió haber besado mujeres y tocado sus genitales sin su permiso.

Aun con el dañino video, Clinton enfrentó sus propios retos excepcionales en días recientes, después que el FBI confirmó planes de enfocarse nuevamente en las prácticas de la ex secretaria de Estado respecto a sus correos electrónicos. El hecho es visto como particularmente amenazante para Clinton en estados como Michigan, Pennsylvania y New Hampshire, los cuales no ofrecen la posibilidad de votación anticipada.

Al menos 41 millones de estadounidenses en 48 estados ya han emitido su voto, según un análisis de The Associated Press. Esto es significativamente más votos cuatro días antes de la elección con respecto a la votación anticipada en 2012.

___

Peoples reportó desde Washington. Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press Jill Colvin en Wilmington, Carolina del Norte, Kathleen Hennessey en Washington y David Eggert en Holland, Michigan.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario