Deportes 05 mayo 2016

El Thunder despertó; los Hawks están en la lona

El Thunder de Oklahoma City despertó tras caer en el primer juego de su serie ante San Antonio. En cambio, los Hawks de Atlanta se hundieron aún más.

La actuación de cada uno de esos equipos en el tercer compromiso de sus series respectivas, el viernes, podría definir cuánto durarán éstas. El Thunder recibe a los Spurs de San Antonio cuatro días después de igualar la serie, con una tensa victoria por 98-97 en el segundo duelo.

Los Hawks irán a casa buscando una reacción milagrosa, tras ser borrados durante los dos encuentros en Cleveland ante los Cavaliers.

Oklahoma City perdió el primer partido por 32 puntos. Pero Russell Westbrook y Kevin Durant se encargaron de corregir en el segundo. Como locales, buscarán otra buena actuación.

El Thunder fue el cuarto equipo con más triunfos como local durante la campaña, con 32.

"Jugaron estupendo", reconoció Tony Parker, el armador francés de los Spurs. "Fue una gran victoria para ellos y ahora nosotros tenemos que responder. Todos entienden que para ganar un título hay que conseguir triunfos de visitante. Ésa es ahora nuestra tarea".

Los Hawks fueron liquidados por una andanada de triples de los Cavs, que impusieron un récord de la NBA en el segundo partido. Cleveland atinó un total de 25 disparos de tres puntos, tomó una ventaja de 36 unidades al intermedio y navegó sin problema alguno hacia la victoria.

Atlanta tuvo una foja de 27-14 en la temporada regular y necesita encontrar una metamorfosis milagrosa al menos para dar pelea en la serie.

"Cuando ellos atinan esos disparos, no sé si alguien sea capaz de detenerlos, para ser sincero", dijo Kyle Corver, uno de los mejores disparadores de Atlanta y de la liga. "Esperamos que comiencen a fallar en algún momento".

Fue tal el dominio ejercido por Cleveland, que algunos jugadores de los Hawks lo consideraron insultante. Cuestionaron el que los Cavs hubieran seguido intentando triples en el cuarto periodo, cuando el encuentro estaba más que decidido.

Pero el entrenador de Cleveland, Tyronn Lue, opinó que sus jugadores tenían el derecho de buscar un récord. En la primera ronda, los Warriors de Golden State habían impuesto ya una marca de la postemporada, con 21 triples.

El récord de los Cavs no sólo corresponde a unos playoffs, sino a cualquier partido de la NBA en la historia.

"Es algo que los jugadores percibieron a su alcance y quisieron buscar", indicó Lue el jueves. "Los récords son para romperse. No veo nada malo en eso. No hicimos nada malicioso".

___

Los periodistas de la AP, Tom Withers en Cleveland y Cliff Brunt en Oklahoma City, contribuyeron con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario