Deportes 25 junio 2016

El tedio se apodera de la Eurocopa

PARIS (AP) — Se suponía que la segunda fase de la Eurocopa iba a agitar al torneo, prender la emoción. Pero ni siquiera la espectacular chilena de Xherdan Shaqiri, en una causa perdida, pudo evitar que el letargo se acentuara.

Portugal, Gales y Polonia avanzaron el sábado a los cuartos de final, los tres con victorias conseguidas en partidos de atroz calidad y excesiva especulación.

A ver:

—Después de un duelo de 117 minutos sin remates a puerta, Cristiano Ronaldo participó del contragolpe que acabó en el gol de Ricardo Quaresma con el que Portugal derrotó 1-0 a Croacia, en un partido en que el público de Lens no tuvo reparo en abuchear a los actores en la cancha.

—En Saint-Etienne, el choque Polonia-Suiza también se fue a tiempo extra luego que el remate de Shaqiri desde el borde del área a los 82 minutos puso el 1-1. Impotentes en el alargue, los dos equipos tuvieron que jugarse el pase en una definición por penales, en la que los polacos se impusieron 5-4 y ahora se medirán con Portugal.

—El espectáculo que Gales e Irlanda del Norte ofrecieron en París fue para bostezar. El duelo británico no se fue al alargue porque un centro de Gareth Bale fue desviado a su propio arco por el defensor Gareth McAuley, para que los galeses saliesen victoriosos 1-0 del Parc de Princes.

"Sabíamos que iba a ser un partido feo", reconoció Bale con admirable candor.

Y es que lo más entretenido del atardecer parisino no tuvo nada que ver con la acción en la cancha.

Pese a la eliminación de su equipo, los hinchas de Irlanda del Norte se entretuvieron cantando "Will Brigg's on Fire" (Will Grigg está en racha) antes, durante y después del partido. Es lo que se recordará de los norirlandeses en su primera Eurocopa, el éxito viral de la adaptación de un hit de baile de la década de 1990 por un jugador que no disputó un solo minuto en Francia.

Lo otro fue la aparición de Alba Violet, la hija de tres años de Bale, al bailar y corretear con su padre tras un triunfo que catapultó a Gales a la ronda de cuartos de un gran torneo internacional por primera vez desde el Mundial de 1958, cuando cayeron ante Brasil.

Con jugadores de reconocido talento y potencial infinito de ataque, Croacia y Portugal aburrieron. No se quitaron los chalecos de fuerza hasta los últimos minutos del tiempo extra, cuando atisbaron la posibilidad de que los penales iban a terciar.

Apenas días después de vencer a España, la campeona de las últimas dos ediciones, los croatas se regresan a casa.

Suiza también empaca maletas con una sensación amarga. El gol de Shaqiri despertó su ambición, pero cuando estuvieron al borde del precipicio.

Shaqiri lo resumió al hablar sobre su chilena, tal vez el mejor tanto del torneo: "Fue un bonito gol, pero al final hemos quedado fuera y estoy decepcionado... Podríamos haber conseguido algo grande. Tuvimos oportunidades".

La fase continuará el domingo con Hungría midiéndose ante Bélgica en Tolosa para definir el adversario de Gales. La anfitriona Francia enfrentará a Irlanda en Lyon, mientras que Alemania se topará con Eslovaquia en Lille.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario