Deportes 17 agosto 2016

El show de Bolt encabeza la cartelera olímpica

RÍO DE JANEIRO (AP) — Usain Bolt podría obtener este jueves la octava medalla olímpica de oro en su vida y la tercera consecutiva en los 200 metros. Y curiosamente, ése no es el único motivo por el que nadie debe perderse su actuación.

Igual de interesante es saber qué nueva forma encontrará el rayo jamaiquino para embelesar al mundo. ¿Romperá su propio récord mundial de 19,19? ¿Mejorará la marca olímpica de 19,30 que también le pertenece? ¿Festejará con su tradicional pose y haciendo flexiones mientras el público lo aclama?

¿Se beberá una caipirinha en los últimos metros de la carrera, brindando con su perseguidor más cercano? Puede ser. Después de todo, ya le gastó bromas a uno el miércoles en ese tramo final en el que otros bufan y se tambalean.

Con la eliminatoria ganada, Bolt aflojó el paso, permitió que el canadiense Andre De Grasse se le acercara a unos metros de la meta y luego aceleró ligeramente para derrotarlo en la semifinal por dos décimas de diferencia y haciéndole con la mano un gesto negativo, para enfatizar que no lo vencería.

"Eso fue totalmente innecesario", dijo Bolt sobre la presión que ejerció De Grasse al final. "No sé qué trataba de hacer. Es joven y muy bueno. Tiene mucho talento. Estoy ansioso de competir en la final".

Todos lo están.

El programa del jueves en el atletismo en los Juegos Olímpicos incluye también la participación de Javier Culson en los 400 metros con vallas, con la posibilidad de convertirse en el único boricua con dos preseas olímpicas en su baúl de recuerdos. El panameño Alonso Edward estará en la final, buscando colocar a su país en el medallero de Río.

A continuación, otras actividades de la jornada, en la que irán a repartición 23 medallas de oro:

ESPERANZAS LATINOAMERICANAS

Culson ha alcanzado ya un primer sueño en Río. Pese a una temporada sin lustre, llegó otra vez a una final olímpica.

De cristalizar el segundo, hará historia con Puerto Rico y acallará las críticas, aunque por lo visto, a él lo tienen sin cuidado.

"Estos dos últimos años corrí bien mal por unos factores personales que no vienen a cuento, pero ahora estoy mucho más maduro y concentrado", comentó el vallista. "No me importa lo que digan. La gente no me da de comer, yo me gano el pan de cada día y quiero mejorar mis marcas".

Medallista de bronce en los anteriores Juegos de Londres 2012, Culson repetirá final de los 400 metros con vallas después de defraudar en su participación durante el último Mundial de Beijing, cuando se quedó en semifinales.

"Pude repetir mi sueño que era entrar en la final, que es algo muy difícil a estos niveles. Ojala pueda dar una sorpresa", resaltó Culson, quien ha pasado a la ronda definitiva en sus tres participaciones olímpicas hasta la fecha.

A DAR LA CARA POR LOS CLAVADOS... Y POR EL NOVIO

En lo que seguramente fue su última participación olímpica, Rommel Pacheco erró sus primeros dos clavados. Aunque hizo acopio de orgullo en los siguientes saltos, el mexicano se despidió sin una sola presea en su trayectoria olímpica.

Paola Espinosa tiene ya un bronce y una plata en su palmarés. Si consigue otra presea sacará la cara por los clavados mexicanos... y por su novio Rommel, de 30 años.

Pero el desempeño mostrado por Espinosa el miércoles en las eliminatorias de la plataforma de 10 metros, no fue muy auspicioso. Obtuvo evaluaciones muy malas con su tercer salto, pero remontó posiciones y se coló a semifinales en el 13er puesto entre 18 clasificadas.

"Me hubiera gustado que fuera una mejor competencia, pero estoy dentro y mañana será otro día", dijo.

En los clavados, deporte que ha redituado 13 preseas olímpicas a México en la historia, no han existido sino decepciones en Río. Si rompe con el maleficio, Espinosa, de 30 años, igualará al también clavadista Joaquín Capilla como los únicos mexicanos que han obtenido preseas en tres ediciones distintas de los Juegos Olímpicos.

Buscará el pase a la final el jueves por la mañana en el complejo acuático María Lenk.

PUÑETAZOS Y PATADAS

Entre los boxeadores latinoamericanos, el mexicano Misael Rodríguez tiene ya en la bolsa la medalla de bronce. Podría cambiarla al menos por plata si se impone al uzbeco Bektemir Melikuziev en la división de los medianos. Es el mismo caso del cubano Robeisy Ramírez, quien enfrenta a otro púgil de Uzbekistán Murodjon Akhmadaliev, en la categoría gallo, y de la colombiana Victoria Valencia, quien se mide a la francesa Sarah Ourahmoune en las mosca.

Julio César de la Cruz disputará la final de los semipesados. El cubano enfrentará al kazajo Adilbek Niyazymbetov.

Y en el taekwondo, Saúl Gutiérrez busca dar el gran salto en su carrera, dentro de la división de 68 kilogramos. A sus 23 años, conquistó el oro en los Juegos Panamericanos del año pasado en Toronto y el tercer lugar en el mundial, también en 2015.

LOS EQUIPOS

Los basquetbolistas de la generación dorada han dado el adiós definitivo. Las "Leonas" se quedaron sin medalla por primera vez en 20 años en el hockey sobre césped. Pero en este último deporte, la selección de hombres no piensa en cerrar ciclos, sino en abrir caminos inexplorados hacia el oro.

Argentina se mide a Bélgica en la final, con la esperanza de que el dorado sea el color de su primera medalla olímpica en la rama de hombres del hockey. En las semifinales, los argentinos humillaron a Alemania, bicampeona defensora.

"Lo soñamos, lo creímos y lo concretamos. Es increíble", dijo el técnico Carlos Retegui. "Pero no queremos que esto pare aquí. Hay que ser campeones olímpicos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario