Mundo 12 septiembre 2016

El Salvador: Tribunal ordena libertad de ex fiscal general

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — Un tribunal superior anuló el lunes la resolución de la audiencia inicial y ordenó la libertad del ex fiscal general Luis Martínez, quien enfrenta una acusación penal de divulgar conversaciones telefónicas privadas del sacerdote Antonio Rodríguez que fueron usadas contra éste durante un proceso judicial que enfrenta.

La jueza primera de paz Marta Rosales decretó el 30 de agosto la detención del ex fiscal general, pero la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador informó que decretaba la nulidad por "falta de fundamentación en la resolución que impuso la detención provisional", y también ordenó la reposición de la audiencia inicial contra Martínez en una fecha aún por determinar.

La fiscalía acusó ahora al ex fiscal ante el juzgado primero de paz de San Salvador por divulgar material reservado relacionado con conversaciones telefónicas privadas del sacerdote, conocido como "padre Toño", que según la acusación fueron usadas para presionarlo y que aceptara los cargos que le imputaban durante un proceso judicial en su contra.

El religioso fue capturado en agosto de 2014 durante un operativo policial y se le acusó de colaborar con las pandillas y de introducir objetos ilícitos a las cárceles. Rodríguez, de origen español y radicado en El Salvador, asegura que el ex fiscal divulgó en forma indebida sus conversaciones telefónicas, las cuales fueron interceptadas a través del Centro de Intervenciones a las Telecomunicaciones que dirige la fiscalía.

En septiembre de 2014 fue condenado a 30 meses de prisión. Sin embargo, como la pena era menor a los tres años, recuperó su libertad de inmediato, pero se le prohibió ingresar a los penales y tener comunicación con los pandilleros.

De ser encontrado culpable por divulgar las conversaciones del sacerdote, el ex fiscal podría ser condenado a entre cuatro y ocho años de cárcel.

Martínez, que dirigió el Ministerio Público entre 2012 y 2014, ya enfrenta un proceso penal por los delitos de omisión en la pesquisa y fraude procesal, por haber participado junto al empresario Enrique Rais y otras nueve personas en una red de corrupción que supuestamente habría fabricado pruebas para inculpar y enviar a la cárcel a una empresaria cafetalera. De ser encontrado culpable por estas imputaciones recibiría penas de entre dos y 10 años de prisión.

En el caso de la red de corrupción en el Ministerio Público también se está procesando al abogado Hugo Blanco Rais, sobrino de Enrique Rais; al ex jefe de la Unidad de Intereses de la Sociedad de la Fiscalía, Julio Arriaza; al ex juez Noveno de Paz Romeo Aurora Giammattei; a varios abogados del empresario y a un perito del estatal Instituto de Medicina Legal, quien habría falsificado las pruebas.

Recientemente el Tribunal de Ética Gubernamental sancionó al ex fiscal Martínez por recibir "beneficios indebidos que le generaron conflicto de intereses", y se le impuso una multa de 8.964 dólares.

Según la investigación del tribunal, entre los años 2013 y 2014, cuando Martínez se desempeñaba como fiscal general, viajó en aviones propiedad de una sociedad cuyo dueño es Rais, y al mismo tiempo la Fiscalía tramitaba casos en los que el empresario figuraba como imputado y víctima.

Los casos en que aparecía como víctima progresaron y los acusados están en la cárcel procesados por supuestos delitos, mientras que en los casos donde Rais era el imputado se fueron desvaneciendo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario