Mundo 31 octubre 2016

El Salvador: se comprueba lavado de dinero de expresidente

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — Tony Saca, presidente de El Salvador entre 2004 y 2009, fue arrestado el domingo y este lunes se confirmó uno de los cargos en su contra: según la Fiscalía General de la República, el exmandatario desvió al menos 246 millones de dólares durante su mandato y parte de ese dinero fue para sus empresas.

El jefe de la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía, Jorge Cortez, dijo que seis millones de esa cantidad fueron empleados en lavado de dinero.

Desde su arresto este domingo se informó que Saca será procesado por delitos de peculado, agrupaciones ilícitas y lavado de dinero. Junto con él fueron arrestados Cesar Funes, quien se desempeñó como secretario de la Juventud, y Julio Rank, exsecretario de Comunicaciones.

Otros detenidos son Francisco Rodríguez Arteaga, jefe de la unidad financiera de Casa Presidencial; Jorge Alberto Herrera, tesorero de la misma institución; y Pablo Gómez, contador del secretario privado de la Presidencia.

Elmer Charlaix, secretario privado del expresidente durante su mandato, se presentó voluntariamente ante la policía para responder a las acusaciones.

"Hasta el momento hemos establecido que existe una gran cantidad de dinero proveniente de fondos públicos, de los impuestos pagados por la población que han sido obtenidos de manera fraudulenta y corrupta por funcionarios de aquel gobierno. Hay un monto general de 246 millones de dólares que fueron desviados a cuentas particulares a favor de los imputados", manifestó el Fiscal General Douglas Meléndez.

El fiscal general explicó que de ese monto 116 millones fueron cobrados en efectivo y remitidos a cuentas particulares de empleados de Casa Presidencial, mismos que "luego fueron transferidos por triangulación a cuentas y empresas, algunas del expresidente".

De acuerdo con las investigaciones de la fiscalía, lo que sucedió fue lo siguiente: al iniciar el mandato de Saca, Charlaix asumió el cargo de secretario privado y abrió dos cuentas en el sistema bancario, mismas que cerró diez meses después para crear dos nuevas a nombre de Francisco Rodríguez Arteaga y Pablo Gómez. En estas últimas fue en las que se realizó la mayor cantidad de depósitos desde la cuenta del tesoro público institucional, detalló Cortez.

"La tipología que estas personas han utilizado son transferencias de fondos, retiro en efectivo y apertura y cierre de cuentas para tratar de no dejar rastros y eludir las investigaciones", añadió.

El Fiscal finalizó diciendo que podrían darse fugas de dinero y llamó a los bancos a no prestarse a la realización de transferencias de última hora que podrían involucrar a los imputados o a personas vinculadas éstos.

Por su parte, Meléndez llamó a los jueces a resolver el caso conforme a la ley. Según el fiscal, para continuar el proceso y ordenar una detención provisional no se necesitan pruebas directas sino indicios.

A su vez, la abogada defensora del expresidente Saca, Silvia Bonilla, se reunión con su cliente y dijo que éste le pidió anunciar el pueblo su inocencia. "Me encomendó decirle al país que es inocente, que tiene fe y que ha puesto su proceso en las manos de Dios".

Bonilla dijo que espera que el juicio pase a la siguiente fase, que ve al exmandatario con buena salud y advirtió que al país no le conviene que otro expresidente se muera en medio de un juicio, como sucedió con Francisco Flores (1999-2004), que murió en enero al sufrir un derrame cerebral en arraigo domiciliario a la espera de un juicio en su contra por el desvió de 15 millones de dólares que llegaron al país para ayudar a los damnificados de los terremotos de 2001.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario