Mundo 29 agosto 2016

El Salvador: presentan nueva acusación contra ex fiscal

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — La Fiscalía General de la República presentó el lunes un nuevo requerimiento penal contra el ex fiscal general, Luis Martínez, quien ya enfrenta un proceso por los delitos de omisión en la investigación y fraude procesal como parte de una red de corrupción en el ministerio Público.

La fiscalía acusó ahora al ex fiscal ante el juzgado primero de paz de San Salvador por divulgar material reservado relacionado con conversaciones telefónicas privadas del sacerdote Antonio Rodríguez, conocido como "padre Toño", que según la acusación, fueron usados para presionarlo y aceptara los cargos que le imputaban durante un proceso judicial en su contra.

El sacerdote fue capturado en agosto de 2014 durante un operativo policial y fue acusado de colaborar con las pandillas y de introducir objetos ilícitos a las cárceles

El sacerdote español radicado en El Salvador asegura que el ex fiscal divulgó en forma indebida sus conversaciones telefónicas, las cuales fueron interceptadas a través del Centro de Intervenciones a las Telecomunicaciones que dirige la fiscalía.

En septiembre de 2014 fue condenado a 30 meses de prisión. Sin embargo, como la pena era menor a los tres años, recuperó su libertad de inmediato, pero se le prohibió ingresar a los penales y tener comunicación con los pandilleros.

De ser encontrado culpable por divulgar las conversaciones del sacerdote, el ex fiscal podría ser condenado a entre cuatro y ocho años de prisión.

Martínez, que dirigió el ministerio Público entre 2012 y 2014, enfrentará en libertad el juicio penal por haber participado junto al empresario Enrique Raís y otras nueve personas, señalado de fabricar supuestamente pruebas para inculpar y enviar a la cárcel a una empresaria cafetalera.

La jueza séptima de paz, Evelyn Jiménez, consideró que existen indicios suficientes que comprueban los delitos que se les imputan, pero decretó medidas sustitutivas a la prisión provisional para los acusados, por lo que esperarán el proceso en libertad condicional.

Pero el ex fiscal Martínez seguirá preso para enfrentar el delito que le imputa el sacerdote español.

Al llegar al tribunal y esposado, en breves declaraciones a los periodistas el ex fiscal trató de defender su gestión y afirmó que siempre obró de buena fe: "La gente que me conoce, los salvadoreños que me conocen saben que siempre hicimos todo apegado a la ley".

"Yo me dedique a construir y a resolver problemas", agregó y achacó los señalamientos en su contra a "intereses perversos".

El Tribunal de Ética Gubernamental sancionó recientemente a Martínez por recibir "beneficios indebidos que le generaron conflicto de intereses", y se le impuso una multa de 8.964 dólares.

El presidente del Tribunal, Marcel Orestes Posada, aseguró que Martínez "vendió justicia" mientras ejerció como fiscal genera

Según la investigación del Tribunal, entre los años 2013 y 2014, cuando Martínez se desempeñaba como fiscal general, viajó en aviones propiedad de una sociedad cuyo dueño es Rais, y al mismo tiempo la Fiscalía tramitaba casos en los que el empresario figuraba como imputado y víctima.

Los casos en que aparecía como víctima progresaron y los acusados están en la cárcel procesados por supuestos delitos, mientras que en los casos donde Rais era el imputado se fueron desvaneciendo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario