Mundo 05 julio 2016

El Salvador no ha garantizado justicia en caso Roque Dalton

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) estableció que el Estado salvadoreño no ha cumplido sus obligaciones de garantizar el acceso a la justicia de los familiares del poeta Roque Dalton ejecutado por sus mismos compañeros de la guerrilla en 1975, y pidió a las autoridades investigar la presunta participación de la dirigencia del rebelde Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

Las acusaciones contra los dirigentes del ERP no son nuevas, pero esta es la primera que vez que la PDDH los señala directamente.

En enero de 2012, el Juzgado Noveno de Paz de San Salvador, liberó de cargos a Joaquín Villalobos Huezo y Jorge Antonio Meléndez López, ex comandantes de la guerrilla, quienes eran acusados del asesinato del poeta.

El juez Romero Giammattei dictó su resolución a favor de los acusados, principalmente, por haber prescrito la extinción de la acción penal, debido a que había trascurrido más de 15 años desde que se cometió el delito y no se denunció antes de culminar el período.

Considerando que en El Salvador no se podría lograr justicia, la familia de Roque Dalton denunció el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Según versiones periodísticas, Dalton fue acusado por la guerrilla, injustamente, de ser espía de la Central de Inteligencia de Estados Unidos, CIA.

En su resolución el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales señala que, de conformidad con la información histórica disponible y que es pública, existen elementos suficientes para presumir la participación de la dirigencia del entonces Ejército Revolucionario del Pueblo en la ejecución extrajudicial del poeta.

Agrega que "asimismo, es posible presumir, por los elementos e información existentes, la participación en tal hecho violatorio del derecho a la vida, de los señores Joaquín Villalobos Huezo y Jorge Antonio Meléndez López", y recomienda al Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, que investigue el caso.

La PDDH recomienda al Fiscal que "sobre la base de imprescriptibilidad de las graves violaciones a los derechos humanos, como la ejecución extralegal o extrajudicial del poeta Roque Dalton, realice todas las acciones razonables que le permitan investigar adecuadamente los hechos y evitar la impunidad de los mismos".

Como nunca se encontró el cadáver de Roque y los presuntos implicados se han negado a dar información, también le pide al Fiscal General que haga lo necesario para la recuperación y entrega de los restos humanos a los familiares para que desarrollen los rituales de despedida y muerte con los cuales se facilite la normalización del proceso de duelo.

Dalton que fue un destacado poeta, escritor, intelectual y opositor político salvadoreña de amplio reconocimiento internacional durante la segunda mitad del siglo XX, fue asesinado el 10 de mayo de 1975, cuando se integró al grupo guerrillero ERP que después formó parte de las cinco organizaciones rebeldes que conformaran el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

En su resolución la PDDH afirma que el Estado de El Salvador no ha cumplido con sus obligaciones de garantizar el derecho a la verdad y acceso a la justicia de los familiares del poeta, "en particular por no haber realizado todos los actos necesarios que razonablemente condujeran a una adecuada investigación de los hechos y evitar la impunidad de los mismos".

En particular, la PDDH ha señalado como responsables de este incumplimiento a la Fiscalía General de la Republica, al juzgado Noveno de Paz, y a la Cámara Tercera de lo Penal de la Primera Sección del Centro de San Salvador. La Fiscalía no se ha pronunciado.

"La resolución de la Procuraduría nos lleva a confirmar todo lo que nosotros ya hemos dicho", dijo a la AP el periodista e hijo de Roque Dalton, Juan José, que también criticó al Estado salvadoreño porque "ha dejado en la impunidad el asesinato del más grande e importante intelectual" de El Salvador.

Juan José recordó que en 1993 después de la firma de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a 12 años de guerra civil, entrevistó para el periódico Excélsior a Joaquín Villalobos. Dijo que el excomandante reconoció su responsabilidad y que mencionó por sus nombres y seudónimos a los que participaron.

Según Juan José, Villalobos le dijo que el asesinato de Dalton "es el error más grande que yo he cometido, el error más grandes que nosotros cometimos". Y que cuando le preguntó ¿que sentía cuando leía un libro de Roque Dalton o se hablaba de Roque Dalton?, "repitió lo mismo, es algo que llevo dentro por error tan grave que cometimos".

Villalobos que está radicado en Londres es asesor del proceso de paz de Colombia, mientras que Meléndez es director de Protección Civil del gobierno salvadoreño. Ninguno ha emitido opinión.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario