Mundo 30 mayo 2016

El Salvador: Exguerrillero mediador será juzgado en libertad

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — El exguerrillero Raúl Mijango salió el lunes de la cárcel luego que un tribunal de El Salvador ordenara que afronte en libertad el proceso judicial en su contra por su participación en la denominada tregua entre las pandillas, en la que según las autoridades se cometieron una serie de delitos.

Mijango, tres oficiales de la policía y otros 17 funcionarios y exfuncionarios de centros penales de El Salvador fueron capturados en la primera semana de mayo por su participación en la tregua entre las pandillas. Nelson Raudo, exdirector de Centros Penales, sigue prófugo.

Al salir de las instalaciones de la División Antinarcóticos de la Policía donde guardaba prisión, un sonriente Mijango rechazó las acusaciones formuladas en su contra por la Fiscalía General de la Republica y dijo que "esto lo único que hace es fortalecer el espíritu de lucha", al tiempo que aseguró que "hemos luchado por las cosas buenas".

Según la resolución del tribunal superior de justicia, a Mijango le concedieron medidas sustitutivas a la detención que no fueron reveladas y deberá afrontar el proceso judicial en libertad, pero el mediador de la tregua de pandillas dijo que no podía hablar en detalle del proceso ya que el juzgado decretó reserva total en el caso.

"No puedo hablar del proceso, ustedes comprenderán que no puedo hablar, pero mi único pecado es haber trabajado por la paz en este país, por reducir homicidios y por tratar de devolverle a los salvadoreños la seguridad y la tranquilidad que todos deseamos", manifestó.

Al pedirle que mandara un mensaje a quienes lo están acusando, Mijango dijo: "Que despoliticen esto... es un asunto de justicia y hay que trabajar sobre esa base. Sigue la lucha y aquí estamos para seguir trabajando por la paz".

En la primera semana de marzo de 2012, los líderes de las pandillas Mara Salvatrucha MS13 y Barrio 18 acordaron una tregua para disminuir la cifra de muertes por violencia, luego de que en esa época se registraran al menos 14 fallecimientos al día. Dicho alto en las hostilidades se alcanzó con la intermediación del obispo castrense y policial, monseñor Fabio Colindres, y de Mijango en representación de la sociedad civil.

Para facilitar la tregua, las autoridades sacaron a los cabecillas del penal de máxima seguridad conocido como Zacatraz y los enviaron a otras cárceles desde las que tenían comunicación con sus estructuras en las calles.

Los homicidios bajaron hasta cinco por día, pero la tregua fue rota en septiembre de 2013 luego de que las autoridades retiraran una serie de beneficios para los cabecillas de las pandillas presos. Después de eso los asesinatos comenzaron a subir.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario