Mundo 01 noviembre 2016

El Salvador: Entregan más osamentas de masacre de El Mozote

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — En un acto simbólico y emotivo, la Corte Suprema de Justicia entregó el martes trece osamentas a familiares de las víctimas de la masacre de El Mozote perpetrada por las fuerzas armadas salvadoreñas en 1981, la cual dejó más de 1.000 víctimas y cientos de personas desplazadas.

El magistrado Florentín Meléndez, que presidió el acto, dijo que las osamentas pertenecen a ocho niños de entre siete meses y 15 años, y cinco mujeres con edades que van de los 28 a los 60 años.

La entrega de las osamentas a los familiares de las víctimas se da en cumplimiento de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, emitida el 25 de octubre de 2012, que ordenó, entre otras cosas, el levantamiento de la información sobre los sitios donde están depositados restos humanos en varios cantones (divisiones de un municipio) del norte de Morazán, en El Mozote y otros lugares aledaños.

La sentencia también ordenó las exhumaciones de los centenares de personas que están enterradas en distintos lugares y hacer entrega de los restos a los familiares.

"Para mí estos son dolores que no se borran", dijo a los periodistas Santos Sánchez, uno de los afectados, que no pudo contener las lágrimas durante el emotivo acto.

Por su parte Donila Márquez, una de las testigos de la matanza, expresó su satisfacción por el cumplimiento de la sentencia y recordó que "se había tratado por todos los medios de negar la masacre. Como aquí no había justicia tuvimos que ir a la Corte Interamericana, de donde salió una sentencia y estas exhumaciones es el cumplimiento".

La matanza se registró entre el 11 y 13 de diciembre de 1981 en El Mozote, a unos 120 kilómetros al este de la capital salvadoreña, durante una operación del ahora extinto batallón Atlacatl, entrenado en tácticas de contrainsurgencia en Estados Unidos.

Los soldados entraron a la zona en busca de las unidades del guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), pero en lugar de ello mataron con lujo de barbarie a cuanto civil encontraron. Muchos de los cuerpos de las víctimas fueron arrojados en el interior de una pequeña iglesia y luego fue incendiada.

Un informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas, divulgado en 1983 luego de la firma de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a la guerra civil, responsabilizó de la masacre al coronel Domingo Monterrosa, por entonces comandante del batallón Atlacatl, así como al jefe de operaciones, coronel Armando Azmitia, y a otros seis oficiales, entre capitanes y mayores que no fueron juzgados bajo el amparo de una ley de amnistía decretada por el presidente Alfredo Cristiani (1989-1994).

Monterrosa y Azmitia murieron en la zona de El Mozote el 23 de octubre de 1984, cuando un helicóptero en el que volaban explotó en el aire por una bomba colocada por la guerrilla.

Recientemente el juez segundo de Primera Instancia de la ciudad de San Francisco Gotera ordenó reabrir la investigación de la masacre, luego de que la Corte Suprema de Justicia derogara la Ley de Amnistía General de 1993 que impidió que los delitos de lesa humanidad y los crímenes de guerra fueran investigados.

La resolución de la Corte Suprema abrió la posibilidad de que se inicien procesos penales contra los altos mandos de las fuerzas armadas que participaron en el conflicto armado y contra miembros de la ex comandancia de la guerrilla FMLN, actualmente en el poder.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario