Mundo 06 octubre 2016

El Salvador: Condenan a pandillero a 111 años de cárcel

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — Un tribunal de justicia de San Salvador condenó el jueves a 111 de cárcel a un cabecilla de la pandilla Mara Salvatrucha (MS 13) por tres homicidios y por formar parte de agrupaciones ilícitas.

La Unidad de Vida de la Fiscalía General de la República informó que Mario Norberto Tamayo Alfaro, de 25 años, dirigía un grupo de la Mara Salvatrucha en operaba en varios caseríos del municipio de Apastepeque, departamento de San Vicente, a 56 kilómetros al este de la capital, donde según se confirmó cometieron varios homicidios y otros delitos.

Otros 10 pandilleros que integraban este grupo también fueron sentenciados a diferentes penas que van de los 43 a los 91 años de cárcel por los mismos delitos.

En el juicio celebrado en el Juzgado Especializado de Sentencia "A'' de San Salvador, la Fiscalía demostró con diferentes pruebas —entre ellas la declaración de un testigo protegido al que solo identificaron como "África"— que Tamayo participó directamente en el asesinato de Guillermo Antonio Martínez Meléndez y Claudia Isabel Ramírez Góngora.

La pareja fue asesinada con arma blanca el 27 de septiembre de 2014 en su casa en una zona rural de Apastepeque.

El cabecilla de la pandilla también fue condenado por el asesinato de Manuel Vicente Constanza, quien fue acribillado en el mismo municipio.

El tribunal condenó además a 91 años de prisión al pandillero Jacob de Jesús Alvarado Carrillo, a quien se le comprobó su participación en el doble homicidio, mientras que Marvin Alfredo Rivas Portillo fue sentenciado a 46 años de prisión por su papel en el asesinato de la pareja y seis años más por agrupaciones ilícitas.

El pandillero Hugo Orlando Garmendia fue sentenciado a 31 años de prisión —25 por el homicidio en contra de Manuel Vicente Constanza y otros seis por agrupaciones ilícitas. Otros siete pandilleros purgarán seis años de cárcel sólo por el delito de agrupaciones ilícitas.

En El Salvador, considerado uno de los países más violentos del mundo, las pandillas establecidas en populosos barrios están integradas por más de 70.000 jóvenes y adolescentes. Más de 13.000 están presos y sus cabecillas han sido enviados a una cárcel de máxima seguridad, donde están completamente incomunicados con el exterior.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario