Mundo 07 abril 2016

El presidente Maduro rechazó la ley de amnistía

CARACAS, Venezuela (AP) — El presidente Nicolás Maduro rechazó este jueves la ley de amnistía que aprobó la mayoría opositora del Congreso, y anunció que la enviará al Tribunal Supremo de Justicia para que la declare "inconstitucional".

Maduro hizo el anuncio en medio de una concentración que realizaron en el palacio de gobierno varios miles de empleados públicos y simpatizantes del oficialismo que marcharon este jueves por el centro de la capital en protesta contra la ley.

Bajo la consigna "uh, ah, esa ley no va" y entre carteles que decían "no a la ley de amnesia criminal", varios miles de partidarios del gobierno, vestidos con camisas rojas, tomaron algunas vías del centro de Caracas y marcharon hasta los alrededores del palacio de gobierno para manifestar contra la ley de amnistía y reconciliación que aprobó en marzo el Congreso, bajo control de la oposición.

La marcha fue convocada por el oficialismo que rechaza abiertamente la nueva normativa que busca liberar al líder opositor Leopoldo López y varias decenas de los llamados "presos políticos".

"El pueblo debe rebelarse ante las leyes inconstitucionales", afirmó el Maduro en un discurso que ofreció desde el palacio de gobierno que fue difundido en cadena de radio y televisión. ¿Ustedes le tienen miedo al ejercicio de la rebelión constitucional frente a la Asamblea Nacional?", dijo el mandatario a sus seguidores que en medio de la concentración gritaron "y va a caer, y va a caer, esta Asamblea va a caer".

El presidente planteó que en el caso que la oposición llegue al gobierno el movimiento oficialista y sus seguidores "nos iríamos a las calles a insurrección general cívico militar".

Al criticar la ley de amnistía Maduro señaló que lo que se busca es el "auto perdón de los victimarios, el auto perdón de los asesinos" y "legalizar la violencia, el golpismo, y la guerra no convencional".

El gobernante anunció que va a evaluar una propuesta que realizó el ex constituyente Hermann Escarrá para promover una enmienda constitucional y reducir el período de todos los integrantes de la Asamblea Nacional que fueron electos en diciembre pasado. "Si veo que es la posibilidad de despejar los caminos del golpismo y de la utilización de la Asamblea Nacional yo mismo la activaría (la enmienda)", sostuvo.

Maduro descartó la promulgación de la ley y anunció que la enviaría a la Sala Constitucional del máximo tribunal, que es señalado de estar controlado por el oficialismo, para que la declare "inconstitucional". En los últimos tres meses el Tribunal Supremo ha emitido cinco sentencias contra las decisiones de la Asamblea Nacional lo que ha llevado a algunos analistas a considerar que el Legislativo está "cercado" judicialmente por el oficialismo. El presidente acordó la creación de una comisión para la paz.

El gobernante cuestionó al presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, que ha expresado su apoyo a López y otros opositores detenidos, y señaló al conservador español de integrar una "oligarquía colonialista y racista" y de ser una "basura corrupta".

Los oficialistas se oponen categóricamente a la aprobada ley de amnistía.

"Esto es algo horrible para la Nación. Esta ley es un adefesio porque permitiría la liberación de muchos criminales", afirmó Hugo González, un albañil de 49 años, mientras caminaba por los alrededores del palacio de gobierno.

"¿En qué se convertirá la justicia venezolana si salen a la calle tantos criminales gracias a esta ley?", agregó González.

"No podemos permitir que salgan a la calle los criminales beneficiados por esa ley", dijo Reina Messmore, una maestra jubilada de 64 años, mientras marchaba por una avenida del centro de Caracas.

Un grupo de familiares de los llamados "presos políticos" realizó esta semana una manifestación en la sede de la Nunciatura Apostólica para pedir al papa Francisco su mediación a favor de la ley de amnistía.

La ley fue una de las promesas electorales que promovió la coalición opositora durante la campaña de elecciones parlamentarias de diciembre pasado.

Entre las figuras más emblemáticas que podrían beneficiarse con esta ley está López que en 2015 fue condenado a casi 14 años de cárcel tras ser acusado de promover unas violentas protestas en la capital en febrero del 2014 que dejaron tres muertos y decenas de heridos.

El dirigente opositor, de 44 años, fue detenido el 18 de febrero del 2014 y recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de la capital, donde se encuentra actualmente.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario