Deportes 21 octubre 2016

El polifacético Mascherano vuelve a exhibir su valor

BARCELONA (AP) — La importancia de Javier Mascherano para el Barcelona se mide por mucho más que sus goles. O, en su caso, la falta de goles.

El futbolista argentino no tiene un solo gol en sus casi 300 partidos con el club, pero de todas formas es una de las piezas más importantes para el campeón del fútbol español.

Después de demostrar su increíble versatilidad temporada tras temporada, el futbolista de 32 años ahora está aprendiendo una nueva posición. Sencillamente, Mascherano es la navaja suiza del técnico Luis Enrique.

Capaz de desempeñarse en el mediocampo o como zaguero central, Mascherano ahora empezó a probarse como lateral derecho ante la ausencia por lesión de Sergi Roberto.

Ya sea con línea de tres o de cuatro, como la que Luis Enrique utilizó el miércoles en el triunfo 4-0 sobre Manchester City por la Liga de Campeones, Mascherano ha demostrado que puede ajustarse a lo que necesite el plantel.

Luis Enrique señaló que Mascherano podría volver a jugar en el lateral el sábado cuando el Barsa visite al Valencia por la liga española.

"La opción Mascherano es una opción abierta", comentó el timonel. "Hizo un buen partido ante el City y es una de las posibilidades que tengo para el próximo partido y otras jornadas".

Contra el City, Mascherano dominó al extremo Manuel "Nolito" Agudo y además participó en la jugada del primer gol del Barsa.

El argentino se robó un balón en cancha del City y puso en marcha un ataque que culminó con el primero de los tres goles de Lionel Messi.

El valor de Mascherano recae en su versatilidad y sacrificio en un plantel repleto de talentos excepcionales como Messi, Neymar, Luis Suárez y Andrés Iniesta.

Pep Guardiola, ahora timonel del City, fue quien primero dio una oportunidad a Mascherano para reinventarse en el Barsa, donde tenía dificultades para encontrar un puesto.

Tras arribar procedente de Liverpool en 2010, Mascherano se encontró con que Sergio Busquets era inamovible del puesto de volante de contención en el club español. Así que la opción era sencilla: o se adaptaba o quedaba marginado. Cuando una serie de lesiones abrió un puesto en la zaga central, Mascherano aprovechó la oportunidad.

El todoterreno compensa lo que no tiene de estatura con una precisión impecable, como demostró en la final de la Liga de Campeones de 2011 que el Barsa ganó 3-1 a Manchester United.

"El día que pisé el club por primera vez jamás me imaginé estar tanto tiempo", señaló el exjugador de Liverpool, West Ham, Corinthians y River Plate. "Conozco mis limitaciones. Sé lo que puedo rendir pero también la exigencia del Barsa. En cualquier otro equipo me hubiera gustado jugar de mediocentro, pero vale la pena haber cambiado la posición para seguir jugando".

Mascherano juega en el mediocampo con la selección de Argentina, y fue uno de los protagonistas del plantel que alcanzó la final de la Copa del Mundo de 2014, que perdieron ante Alemania.

Su más reciente cambio de posición ocurrió cuando Roberto se lastimó una pierna este mes. Luis Enrique optó por el argentino para ocupar el lateral derecho en vez del reemplazo natural de Roberto, Aleix Vidal.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario