Mundo 28 octubre 2016

El Partido Pirata atrae electores en Islandia

REIKIAVIK, Islandia (AP) — Los últimos años han sido difíciles para Islandia, un país amenazado por volcanes y perjudicada por banqueros. Pero ahora los islandeses están pensando depositar su confianza en piratas.

El Partido Pirata, un grupo antiautoritario que quiere dar el poder del gobierno al pueblo, es uno de los favoritos en unas elecciones desatadas por un escándalo financiero en un país que aún trata de recuperarse de la catástrofe económica del 2008.

Los sondeos indican que el partido —formado en el 2012 por un grupo de anarquistas, hackers y activistas de libertad en internet— tiene el respaldo de uno de cada cinco votantes y pudiera emerger de las elecciones parlamentarias del sábado como líder del nuevo gobierno. Las políticas de los Piratas —incluyendo vetos públicos sobre nuevas leyes y estrictas salvaguardas de la privacidad del individuo — han dominado el debate electoral.

El éxito repentino del partido ha sorprendido a Birgitta Jonsdottir, la de mayor rango entre los tres legisladores Piratas en el parlamento.

"Hemos conseguido capturar el espíritu de cambio con muchos jóvenes en Islandia", dijo Jonsdottir.

Es raro que un partido gane por sí solo las elecciones en Islandia. Los comicios el sábado muy probablemente resultarán en una coalición de centroderecha de los partidos de Independencia y Progresista que han gobernado desde el 2013 o una coalición de centroizquierda encabezada por el Partido Pirata.

Es una opción entre la política tradicional y un cambio drástico. Pero los islandeses están acostumbrados a la incertidumbre.

Jonsdottir dice que la votación del sábado será la primera "elección de los Papeles de Panamá" en Islandia. Fue convocada luego que el primer ministro Sigmundur Davíd Gunnlaugsson renunció en medio de protestas populares en abril cuando documentos filtrados de un bufete legal panameño revelaron detalles de cuentas que él y su esposa tenían en un paraíso fiscal.

Muchos islandeses vieron el escándalo de evasión de impuestos como evidencia de que muy poco había cambiado desde que la crisis fiscal global devastó la economía del país en el 2008.

Islandia, con una población de apenas 320.000 personas, pasó de superestrella financiera global a desastre económico en una semana cuando se desplomaron sus endeudados bancos.

____

Jill Lawless está en http://Twitter.com/JillLawless

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario