Mundo 25 junio 2016

El papa pide a armenios que no olviden el "genocidio"

EREVÁN, Armenia (AP) — El papa Francisco insistió el sábado en que el mundo nunca olvide ni minimice la masacre armenia, ocurrida hace un siglo en la época del Imperio Otomano, pero exhortó a los armenios a llenar su memoria colectiva con amor para que puedan hallar paz y reconciliación con Turquía.

Turquía, sin embargo, no cedió. En su primera reacción al reconocimiento de Francisco del "genocidio" de 1915, el viceprimer ministro turco Nurettin Canikli calificó los comentarios papales de "enormemente desafortunados". Dijo que llevaban el sello de la "mentalidad de las Cruzadas".

Francisco comenzó su segundo día en Armenia rindiendo honores en el imponente monumento para recordar a los caídos en el genocidio y saludando a descendientes de los supervivientes de la matanza de 1915, que se sintieron alentados por el reconocimiento papal de un "genocidio" planeado para aniquilar a un pueblo entero.

Francisco colocó una corona de flores en el monumento y rezó en silencio de pie, con la cabeza gacha, ante una llama eterna mientras los sacerdotes locales lo bendecían con incienso y un coro cantaba himnos.

"Aquí rezo con pesar en mi corazón para que nunca vuelva a ocurrir una tragedia como ésta, para que la humanidad nunca olvide y sepa cómo derrotar al mal con bien", escribió Francisco en el libro de visitas del monumento. "Que Dios proteja la memoria del pueblo armenio. La memoria nunca debe mermar ni olvidarse. La memoria es la fuente de la paz y el futuro".

Francisco también saludó a los descendientes de los cerca de 400 huérfanos armenios que los papas Benedicto XV y Pio XV llevaron a la residencia veraniega del sur de Roma en la década de 1920. A Francisco también se le acercó Sosi Habeschyan, de 68 años, y su hermana. Su madre quedó huérfana por el genocidio que luego fue adoptada por la misionera danesa Maria Jacobsen, que trabajó en el Imperio Otomano en 1915 y escribió sobre la masacre.

"Ha llegado una bendición a la tierra del Monte Ararat", dijo Andzhela Adzhemyan, refugiada siria de 35 años que fue una de las asistentes en la ceremonia. "Él nos ha dado la fuerza y confianza para mantener nuestra fe cristiana pase lo que pase".

El papa volvió al tema de la memoria en Gyumri, donde miles de personas se reunieron en una plaza para la única misa católica pública de su visita de tres días a Armenia. Gyumri, situada entre las colinas y campos de flores silvestres del noroeste del país, es desde hace tiempo un feudo de la cristiandad, y Francisco acudió al lugar a rendir homenaje a los que mantienen su fe en tiempos de dificultades.

"Los pueblos, como los hombres, tienen una memoria", dijo a la multitud ante un altar improvisado. "La memoria de su pueblo es antigua y preciosa".

El papa pidió específicamente a Armenia y Turquía que tomen "el camino de la reconciliación" y dijo: "Que la paz también brote en Nagorno-Karabakh".

Hace tiempo que el Vaticano es cercano a la causa armenia y considera a la empobrecida nación de 3 millones de personas, en su mayoría cristianos ortodoxos, como un bastión de la fe y el martirio en una región de mayoría musulmana. Armenia fue además el primer país del mundo que adoptó el cristianismo como religión de estado, en el año 301.

Turquía rechaza que use el término genocidio y ha dicho que la cifra de 1,5 millones de muertos que citan los historiadores está inflada. Ha asegurado que murió gente de ambos bandos en el colapso del Imperio Otomano durante la I Guerra Mundial.

Cuando Francisco usó la palabra genocidio por primera vez el año pasado, el gobierno turco retiró a su embajador del Vaticano y acusó al papa de difundir mentiras.

El sábado, el primer ministro, Canikli, dijo que el término "no se ajusta a la verdad".

___

Demourian reportó desde Ereván, Armenia. La periodista de The Associated Press Susan Frazer en Ankara, Turquía, contribuyó a este despacho.

___

Nicole Winfield está en: www.twitter.com/nwinfield

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario