Cuba 29 febrero 2016

El MINSAP anuncia nuevas disposiciones de 'control sanitario internacional'

En concreto, se exigirá a los estudiantes extranjeros que vayan a estudiar a la Isla un "certificado de salud, obtenido en un periodo no mayor de tres meses antes de viajar

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) pone en vigor este lunes "nuevas regulaciones para reforzar la vigilancia epidemiológica y la actividad de control sanitario internacional", informa la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Según el reporte oficial, el objetivo es "proteger la salud de la población" y las medidas tienen en cuenta "la preocupante situación" generada por el incremento en la región de los casos de enfermedades transmitidas por mosquitos del género Aedes, como el dengue, el chikungunya y el zika, así como también por un brote de fiebre amarilla en Angola.

El doctor Francisco Durán, director de Epidemiología, del MINSAP, dijo que se fortalecerá la vigilancia en todos los puntos de entrada al país.

En concreto, se exigirá a los estudiantes extranjeros que vayan a estudiar a la Isla un "certificado de salud, obtenido en un periodo no mayor de tres meses antes de viajar, legalizado en la Embajada de Cuba en el país de origen o residencia".

Asimismo, los viajeros procedentes de países donde se reportan las enfermedades mencionadas deberán hacer una "Declaración de Sanidad" en los puntos de entrada al país (aeropuertos, puertos y marinas internacionales), donde el Gobierno reforzará el control de la temperatura.

"Todo viajero que arribe con fiebre se remitirá a los sitios designados en cada territorio para su vigilancia, estudio y tratamiento", subrayó Durán, según la ACN.

Por otra parte, los cubanos que tengan previsto ir a Angola deberán vacunarse contra la fiebre amarilla "no menos de 10 días antes de viajar".

El MINSAP dijo que desde 1909 no se reportan en la Isla casos de esa enfermedad.

Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública, advirtió a la prensa que el riesgo de introducción del zika en el país "es elevado", debido a la presencia de profesionales cubanos en países con casos de la enfermedad, "los niveles de infestación del mosquito transmisor en 55 municipios, y la alta susceptibilidad" de la población "a estos males".

El costo económico que representaría una epidemia de gran envergadura llevó la semana pasada al Gobierno a lanzar un "plan de acción intensivo". En un inusual mensaje publicado en la prensa oficial, propio Raúl Castro pidió a los cubanos cooperación y envió a las Fuerzas Armadas y a la Policía a participar en la llamada "campaña antivectorial".

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario