Entretenimiento 23 julio 2016

El metal latino resuena en el Festival Hell & Heaven

CIUDAD DE MEXICO (AP) — El poder del metal latino se impuso en el Festival Hell & Heaven con las actuaciones de Sepultura y A.N.I.M.A.L., agrupaciones que protagonizaron el sábado uno de los momentos más emotivos de la maratónica jornada sonora, en la que unas 70.000 personas rindieron culto al género musical de los potentes riffs, las voces guturales y la vestimenta oscura.

La banda brasileña Sepultura llegó al magno festín para celebrar con sus seguidores mexicanos tres décadas de vida y recordar 20 años del lanzamiento de "Roots", uno de sus álbumes más representativos, y que resultó de un viaje a las entrañas de la selva amazónica en la década de 1990.

El conjunto que integran el vocalista Derrick Green, el guitarrista Andreas Kisser, el bajista Paulo Jr. y el baterista Eloy Casagrande hizo que cientos de personas, reunidas alrededor de uno de los cinco escenarios montados en la Curva Cuatro del Autódromo Hermanos Rodríguez, agitaran la cabeza al ritmo de canciones como "Arise" y "Roots".

Antes de ello, el cuarteto oriundo de Belo Horizonte interpretó, por primera vez en vivo para sus seguidores mexicanos, el tema "I am the enemy", el primer corte de la nueva producción discográfica que la banda brasileña lanzará a principios de 2017.

Previo a la actuación de Sepultura, el trío argentino A.N.I.M.A.L. ya había calentado los ánimos entre los asistentes que llegaron hasta el escenario Alternative Stage para recordar viejas glorias de la agrupación con canciones como "El nuevo camino del hombre" y "Revolución".

"¡Esta es la verdadera raza, México!", gritó emocionado el vocalista Andrés Giménez.

El cantante recordó que la primera vez que él y sus compañeros de banda se presentaron en la Ciudad de México fue en 1994. En aquella ocasión, dijo el músico, apenas y lograron reunir a unas seis personas en un pequeño foro.

"México sigue teniendo el poder latino de verdad", señaló Giménez.

La agrupación sueca Ghost fue una de las propuestas anglosajonas de metal más esperadas de la velada, en la que participaron unos 50 grupos internacionales, entre las que destacaron Rammstein, Twisted Sister, Fear Factory, P.O.D., Behemoth, Epica y Suicidal Tendencies, que llegó con un espectáculo especial acompañado por el exbaterista de Slayer, Dave Lombardo.

Erick Jerkins viajó desde Costa Rica para ser testigo del poder en vivo del Papa Emeritus III y sus compañeros de identidad oculta, y que juntos dan vida a un ente llamado Nameless Ghouls en el festival mexicano de metal.

"Vengo con un grupo de unas 60 personas que viajamos desde Costa Rica a México, todos amantes del metal. Vengo especialmente a ver a Ghost; prácticamente por esa banda estoy hoy aquí", dijo el joven a The Associated Press en una breve entrevista.

El tico de 30 años asistió por tercera vez al festival, que por segunda ocasión se realizó en la Ciudad de México. Anteriormente había viajado de la capital costarricense a Guadalajara, ciudad donde se fundó el Hell & Heaven en 2011.

El festival cambió su sede de Guadalajara a la capital mexicana en 2014, luego de la polémica en la que se envió envuelto cuando, en el deseo de los organizadores por trasladar el festín a un terreno del Estado de México, vecino a la capital mexicana, las autoridades locales decidieron cancelarlo dos días antes de su realización, en marzo de ese año.

Los organizadores sospecharon que detrás de la suspensión pudo haber motivos políticos, de corrupción e incluso discriminación. Finalmente, el festín metalero pudo realizarse en octubre de 2014, cuando la empresa Live Talent se alió con Ocesa.

El Festival Hell & Heaven es considerado el encuentro metalero más importante de Latinoamérica, crédito que comparte con el colombiano Rock al Parque que, a diferencia del mexicano, es gratuito.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario