Mundo 21 octubre 2016

El grupo EI lanza ataques en Kirkuk, norte de Irak

IRBIL, Irak (AP) — Milicianos armados con explosivos y rifles de asalto atacaron el viernes en Irak dos objetivos en la ciudad norteña de Kirkuk y sus alrededores, en un ataque rápidamente reivindicado por el grupo Estado Islámico y que probablemente pretendía desviar la atención de las autoridades de la batalla para recuperar Mosul, una ciudad controlada por el grupo extremista.

Al menos 11 trabajadores, dos de ellos iraníes, murieron cuando los milicianos del grupo radical asaltaron una central eléctrica al norte de Kirkuk antes de inmolarse.

Mientras tanto, varias explosiones sacudieron la ciudad y se oían disparos, según testigos en Kirkuk que hablaron bajo condición de anonimato al temer por su seguridad. Buena parte de los combates se centró en un complejo del gobierno en la ciudad. Las calles estaban casi desiertas por miedo a que hubiera francotiradores de los milicianos, indicaron.

El grupo armado EI dijo que el ataque, dirigido contra el gobierno iraquí, era obra de sus milicianos. La reclamación fue difundida por la agencia de noticias Aamaq que gestiona el grupo y no fue posible confirmarla en un primer momento.

La televisora curda local Rudaw emitió imágenes en las que se veían negras humaredas alzándose desde la ciudad y se oían largas ráfagas de disparos con armas automáticas. Los milicianos no tomaron ningún edificio del gobierno, según dijo el gobernador de Kirkuk, Najmadin Karim, citado por la televisora.

En el ataque a la central eléctrica, registrado en la localidad de Dibis, al norte de Kirkuk, tres milicianos del grupo extremista EI entraron en las instalaciones por la mañana y tomaron como rehenes a 10 trabajadores.

Los agresores pidieron que se los condujera hasta los iraníes que trabajaban allí, indicó el mayor Ahmed Kader Ali. Uno de los trabajadores los llevó hasta donde estaban los dos iraníes antes de escapar. Los milicianos mataron entonces a los iraníes y el resto de los trabajadores y detonaron sus chalecos explosivos cuando llegó la policía.

La ciudad se encuentra a unos 170 kilómetros (100 millas) de Mosul, donde las fuerzas del gobierno y sus aliados lanzaron el lunes una ofensiva a gran escala.

Kirkuk, rica en petróleo, está unos 290 kilómetros (180 millas) al norte de Bagdad y es reclamada tanto por el gobierno central iraquí como por la región curda del país. Ha sido desde hace tiempo un foco de tensiones y el escenario de múltiples atentados de los milicianos del grupo EI.

La televisora Rudaw informó más tarde el martes de que todos los milicianos que participaron en el ataque en la ciudad habían muerto salvo dos que seguían atrincherados en un hotel recién construido que resultó dañado en los combates.

El comandante de policía de Kirkuk, el general de brigada Khattab Omer, confirmó más tarde que la confrontación seguía en marcha, sin dar más detalles. En un primer momento no había dados sobre víctimas civiles o entre las fuerzas curdas y no fue posible confirmar la información de la televisora.

También una base de las tropas curdas peshmerga situada fuera de la ciudad fue atacada el viernes por la mañana, indicó Kemal Kerkuki, comandante de la base. La situación en el puesto ya estaba controlada, afirmó.

El grupo extremista mantiene células en espera en Kirkuk y los pueblos de alrededor, señaló Kerkuki.

La milicia radical también se atribuyó el ataque contra la central, afirmando que sus hombres habían asaltado la planta y matado a todas las fuerzas de seguridad destinadas allí.

Kerkuki dijo creer que los atacantes se habían infiltrado en Kirkuk haciéndose pasar por civiles desplazados. La ciudad ha absorbido a cientos de miles de desplazados de las provincias vecinas desde que el grupo extremista se hizo con amplias extensiones de territorio en el norte y oeste de Irak en verano de 2014.

"Estoy seguro de que muchos (de los civiles desplazados) trabajan con ISIS", dijo el comandante curdo empleando otro acrónimo para el grupo EI. "Detuvimos a uno hace poco y confesó".

Tropas iraquíes y curdas respaldadas por la coalición que lidera Estados Unidos lanzaron esta semana un ataque desde varias direcciones para recuperar Mosul y sus alrededores de manos del grupo EI. La operación es la más grande que emprende el Ejército iraquí desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003.

Las autoridades iraquíes dijeron haber avanzado el jueves hasta la localidad de Bartella, a 15 kilómetros (9 millas) de las afueras de Mosul.

___

Schreck informó desde Irbil, Irak. Los periodistas de Associated Press Susannah George en Irbil, Ahmed Sami y Joe Krauss en Bagdad y Bassem Mroue en Beirut contribuyeron a este despacho.

___

Adam Schreck está en Twitter como www.twitter.com/adamschreck .

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario