Mundo 16 julio 2016

El gobierno turco dice estar al mando tras intento de golpe

ANKARA, Turquía (AP) — El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo el sábado a la nación que su gobierno está al mando del país tras un intento de golpe de Estado que desató una noche de explosiones, batallas aéreas y disparos en la capital, con decenas de muertos y al menos 150 heridos.

Miembros del gobierno dijeron que el golpe parecía haber fracasado después de que los turcos salieran a la calle durante la noche para hacer frente a las tropas que intentaban tomar el país. Sin embargo, los sonidos de fuertes explosiones, incluida al menos una bomba que golpeó el complejo del Parlamento, seguían resonando en Estambul y la capital, Ankara, con la llegada de la mañana.

Dirigiéndose a una muchedumbre de seguidores ante el aeropuerto Atartuk de Estambul, Erdogan afirmó que "''Han apuntado las armas del pueblo contra el pueblo. El presidente, al que el 52% de la gente llevó al poder, está al mando. El gobierno al que el pueblo llevó al poder está al mando. No tendrán éxito mientras nos plantemos contra ellos arriesgándolo todo".

El ministro de Justicia, Bekir Bozdag, dijo que las fuerzas de seguridad habían derrotado a los golpistas en varios lugares, incluidos edificios de la policía y el gobierno, según declaraciones recogidas por la agencia estatal Anadolu.

"No hay ningún lugar donde tengan control propiamente dicho. Dios mediante, serán derrotados en las zonas que quedan y los que están en el aire serán derribados", dijo Bozdag.

No estaba claro quién controlaba el cuartel general del Ejército en Ankara. Al amanecer del sábado, Erdogan no había abandonado el aeropuerto de Estambul.

El presidente había dicho antes que el gobierno estaba arrestando a los partidarios de los golpistas al interior de las fuerzas militares y que "pagarán un alto precio por su traición a Turquía", según la transcripción de las declaraciones del gobernante entregada por su despacho.

"Aquellos que manchen la reputación de las fuerzas militares deben irse. El proceso ha comenzado hoy y continuará mientras continuamos combatiendo a otros grupos terroristas".

Al menos 60 personas murieron y más de 330 fueron detenidas, según dijo a Associated Press un miembro de la oficina de presidencia, bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a la prensa.

En imágenes emitidas por CNN-Turk se veía a docenas de soldados caminando entre tanques con las manos en alto, rindiéndose a las fuerzas del gobierno en el puente del Bósforo, en Estambul. Sobre el suelo se veía material militar abandonado. La gente, algunos ondeando banderas, trepó sobre los tanques.

La agencia Anadolu informó de 754 miembros de las Fuerzas Armadas detenidos en todo el país.

Erdogan, que dijo que su secretario general fue secuestrado por los golpistas, viajó en avión a primeras horas del sábado al aeropuerto de Ataturk, en Estambul, y fue recibido por una gran multitud.

Horas antes, cuando estaba en marcha el intento de golpe, el despacho de Erdogan había declinado informar de su paradero y el gobernante se vio obligado a dar una entrevista por FaceTime a un canal televisivo.

El primer ministro, Binali Yildirim, convocó una reunión de emergencia con todos los legisladores el sábado, dijo Anadolu.

El caos corona un periodo de agitación política en Turquía de la que se culpa al gobierno cada vez más autoritario de Erdogan, y que ha incluido una reorganización del gabinete, represión contra disidentes y la prensa opositora, y la renovación del conflicto con las zonas curdas del sureste.

Turquía, miembro de la OTAN, es un socio crucial en los esfuerzos que encabeza Estados Unidos para derrotar al grupo Estado Islámico, y ha permitido que jets estadounidenses utilicen la base aérea de Incirlik para efectuar misiones contra los extremistas en Siria e Irak.

___

Soguel informó desde Estambul. Emrah Gurel y Cinar Kiper contribuyeron desde Estambul a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario