La Habana 08 febrero 2017

El Gobierno establece 'precios máximos' a las rutas que cubren los boteros en La Habana

El Gobierno de La Habana estableció "precios referenciales máximos" a las rutas que cubren los boteros en la capital, según el origen y destino y con tramos intermedios, cuyas tarifas e itinerarios cita detalladamente en una nota oficial publicada por la prensa estatal.

La semana pasada, la Dirección General de Transporte de La Habana había anunciado que estudiaba nuevas medidas para controlar a los transportistas privados en la ciudad.

En el comunicado del miércoles, las autoridades defienden "la necesidad de proteger a la población por el fraccionamiento de las rutas" practicadas por estos cuentapropistas.

Una gran número de conductores tuvo que recurrir a acortar los itinerarios para contrarrestar limitaciones anteriormente impuestas por el Gobierno y ante los altos precios del combustible.

La nota que recoge Granma precisa que para el establecimiento de los nuevos "precios referenciales máximos" se tuvo en cuenta "las posibles salidas y recorridos que son utilizados por los Trabajadores por Cuenta Propia con Licencia de Operación del Transporte" e insiste en "el obligatorio cumplimiento" de estos "según la salida o retorno en la ruta que utilicen, y previa información al usuario".

Así, la ruta que cubre desde el Parque El Curita hasta La Palma tiene un precio de 15 pesos (CUP); hasta la Calzada de 10 de Octubre son cinco y si es hasta La Víbora diez pesos. También partiendo desde el Parque El Curita hasta La Lisa la tarifa es de 20 pesos; hasta Calzada Cerro y Boyeros son cinco, diez hasta 100 y 51, y 15 hasta la Plaza Marianao.

El itinerario que cubre entre el Parque El Curita hasta el Hospital Militar cuesta 10 pesos. Hasta 21 y L (Coppelia), Vedado, cinco pesos.

Desde el mismo parque hasta Santiago de las Vegas el precio máximo es 20 pesos. Hasta Calzada Cerro y Boyeros o Ciudad Deportiva, cinco pesos; hasta Boyeros y Puente 100, diez pesos; hasta Fontanar, 15.

Para ninguna de las rutas restantes las tarifas van más allá de los 20 pesos. Por los trayectos intermedios los boteros cobrarán diez pesos, y por más cortos, cinco.

La nota de las autoridades de la capital advierte que "las violaciones, ya sea por denuncia que se reciban de la población, o por resultado de las acciones de control, conllevan a la cancelación de la Licencia de Operación del Transporte o según sea el caso la denuncia y el procesamiento como corresponda, que puede incluir el decomiso del medio de transporte".

La crisis del transporte público es un problema que el Gobierno ha sido incapaz de resolver durante décadas y los transportistas privados son un alivio importante para las necesidades de la población.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario