Cuba 01 junio 2016

El fraude que llevó a la cárcel a cinco jóvenes cubanos en Ecuador

Viajaron a Guayaquil convencidos de que era solo una escala antes de llegar a México, donde les esperaba un contrato de trabajo, pero terminaron en prisión acusados de usar documentos falsos.

Maritza Jusino y Virginia Guzmán vendieron sus casas en Cuba y se fueron a un país extraño a salvar a sus hijos, convencidas de su inocencia.

El día en que sus hijos pensaban llegar a México en busca de prosperidad, con contrato de trabajo asegurado, fue el mismo en que terminaron arrestados en Ecuador y acusados de uso de documentos falsificados.

Henry Manuel Soto Jusino, Yusniel Sosa Mejías, Yoeldis Villa Calunga, Jorge Yaser Aguilar de Varona y Lisett Cabañas Figueiras se conocieron haciendo las gestiones de viaje. Nunca antes se habían visto y ni remotamente imaginaban lo que se les venía encima.

Los cinco jóvenes habían conseguido un contrato de trabajo en un hotel de Méxicoa través de un cubano residente allí, a quien Jusino identifica como Diamandy Alcántara. En abril de 2015, el mexicano Erick Baceli Gómez, quien dijo ser un directivo del hotel Caribbean International, viajó a Cuba para acompañarlos a Cancún.

Baceli Gómez les daría trabajo en el hotel, en diferentes posiciones -DJ, camarero, bailarín. A cambio, ellos debían darle la mitad de su salario mensual durante el año que duraría el contrato.

El único problema, les explicó el mexicano, era que el tiempo de inicio del contrato estaba próximo, y si para ese entonces no estaban en México, ya no podría ofrecerles el trabajo, contó Maritza a Martí Noticias. Henry estaba particularmente entusiasmado, porque sería el sonidista del concierto de Jacob Forever, en Cancún.

La solución que dio Baceli Gómez: Debían viajar vía Ecuador, porque el país centroamericano no requería visa, y una vez allí podrían volar a México, gracias a tratados de la comunidad andina.

En el mismo aeropuerto de Guayaquil, en Ecuador, el mexicano les retiró sus carnés de identidad, y les entregó tarjetas de identificación de Estados Unidos. En su defensa, los jóvenes aseguran que no sabían qué era el documento en inglés, y tenían poco tiempo para pensar antes de abordar el avión a México.

Cuando Lisett mostró el documento al oficial de Emigración, enseguida fue interrogada sobre su origen y detenida junto a los otros, incluido el mexicano, porportar documentos falsificados.

Los cuatro hombres fueron conducidos a la misma prisión, mientras Lisett fue llevada a un reclusorio de mujeres.

Los cinco jóvenes llevan ya un año detenidos en una cárcel de Guayaquil. En septiembre, dos de los tres jueces que juzgaron sobre el caso los condenaron a 5 años de prisión. El mexicano resultó condenado a 7 años de prisión. Desde entonces esperan a su vista de apelación.

Fuente: martinoticias.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario