Mundo 11 mayo 2016

El Estado Islámico amenaza nuevamente la histórica Palmira

BEIRUT, Líbano (AP) — El grupo extremista Estado Islámico avanzaba el miércoles hacia la ciudad siria de Palmira, amenazando de nuevo la antigua ciudad apenas unas semanas después de que el gobierno la recuperase.

Medios afines a la milicia y otros activistas dijeron que los combatientes de la milicia tomaron una base desierta, pero estratégicamente situada, de lanzamiento de cohetes a menos de 60 kilómetros de Palmira. Para las fuerzas del gobierno, la captura corta una ruta que une a Palmira con la base aérea T-4, en poder del gobierno, y con la capital provincial Homs, lo que amenaza las vías de abastecimiento.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña y otros activistas confirmaron las noticias sobre el avance del ISIS después de choques intensos con fuerzas del gobierno y el avance del grupo extremista, la semana pasada, hacia yacimientos de gas natural en el norte.

La radio Al-Bayan informó que los milicianos tomaron control del lugar desierto, tomaron dos retenes del gobierno y derribaron un helicóptero militar. La suerte de la tripulación no estaba clara, según el Observatorio.

La captura del miércoles "ayuda a cortar las turas de abastecimiento del ejército (sirio) de la base T-4 a Palmira y ajusta el asedio a la ciudad, dijo el informe de la radio vinculada al ISIS.

Tropas sirias con respaldo de ataques aéreos rusos recuperaron el control de la renombrada ciudad en marzo, después de que el Estado Islámico controlara las ruinas y la ciudad actual durante más de 10 meses. En ese tiempo, los extremistas destruyeron muchas de las reliquias de Palmira y desplazaron a sus residentes.

El avance de ISIS se produce a pesar de un cese de fuego parcial que excluyó a los extremistas y su rival Nusra, una filial de Al Qaeda, con el objetivo de concentrar las fuerzas del gobierno y aliadas en la lucha contra los extremistas.

Casi 300 personas murieron en menos de dos semanas, en ataques dirigidos también a hospitales y otras zonas civiles. Rescatistas dijeron a Human Rights Watch que en una incursión aérea a una zona en poder rebelde en Alepo murieron 58 civiles, entre personal médico y pacientes. En un hospital en poder del gobierno, al menos 20 personas murieron en ataques de artillería atribuidos a los rebeldes.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario