Mundo 30 abril 2016

El ejército sirio bombardea Alepo y deja en paz otras zonas

BEIRUT, Líbano (AP) — Aviones de combate y helicópteros artillados del gobierno sirio lanzaron el sábado nuevos ataques aéreos contra barrios rebeldes en la ciudad de Alepo. La nueva ola de bombardeos ocurrió luego de que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) advirtió que la intensificación de los combates acercó a millones de personas más a un desastre humanitario.

La disputada Alepo, en el norte de Siria, es la ciudad más grande de Siria y en su época fue el corazón comercial del país. Ha sido escenario de ataques aéreos intensos en los últimos nueve días en los que han muerto casi 250 civiles, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

El aumento de los combates provocó el colapso de una tregua de dos meses auspiciada por Estados Unidos y Rusia. También elevó el temor de una posible ofensiva gubernamental contra Alepo y aumentó las advertencias de un desastre humanitario en la guerra civil de cinco años.

El comunicado del CICR, emitido la noche del viernes, agregó que cuatro centros médicos en ambos lados de la ciudad se vieron afectados ese día, incluso un centro de diálisis y un hospital del corazón. El CICR exhortó a todas las partes en el conflicto a que "cesen los ataques de inmediato".

"No puede haber ninguna justificación para estos terribles actos de violencia dirigidos deliberadamente contra hospitales y clínicas, que están estrictamente prohibidos por el derecho internacional humanitario", dijo Marianne Gasser, jefa del CICR en Siria. "La gente sigue muriendo en estos ataques. Ya no hay lugar seguro en Alepo", añadió.

"Por el bien de la gente en Alepo, llamamos a todos a poner fin a esta violencia indiscriminada", dijo Gasser.

Los ataques del viernes contra los centros médicos ocurrieron después de que ataques aéreos del gobierno dañaron la noche del miércoles un hospital principal auspiciado por la organización Médicos Sin Fronteras y matando a más de 50 personas, de acuerdo con el grupo de ayuda internacional.

El CICR dijo que debido a la intensificación de los combates en los últimos días, millones de personas "se enfrentan a un desastre humanitario, ya que es cada vez más difícil darles ayuda".

Activistas de la oposición siria dijeron que los bombardeos del sábado contra Alepo mataron a cuatro personas e hirieron a muchas más, sobre todo en el barrio de Bab al-Nairab.

El Observatorio y los Comités de Coordinación Local informaron de más de 20 ataques aéreos en zonas controladas por los rebeldes en la ciudad, donde se calcula que queda un cuarto de millón de personas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario