Associated Press 26 agosto 2016

El Departamento de Justicia federal investigará a Arpaio

PHOENIX, Arizona, EE.UU. (AP) — La investigación y posible enjuiciamiento al jefe policial Joe Arpaio del área metropolitana de Phoenix serán manejados por el Departamento de Justicia federal, luego de que fiscales federales en Arizona solicitaron ser retirados del caso debido a conflictos de interés no especificados, de acuerdo con un documento presentado ante la corte y dado a conocer el viernes.

El Departamento de Justicia asignó el caso a su división penal, sección de integridad pública, afirmó la fiscalía federal para Arizona en su breve comunicado interpuesto ante la Corte Federal de Distrito en Phoenix.

En el texto se mencionan "conflictos de interés existentes o la apariencia de conflictos de interés" para los fiscales federales de Arizona, pero no proporciona detalles.

Mel McDonald, abogado de Arpaio, dijo que se sintió decepcionado por la decisión.

"Les toca a ellos decidir", dijo McDonald. "Si tienen un conflicto... yo no soy el que va a reexaminar esa decisión".

El juez federal de distrito Murray Snow falló el viernes pasado que otro juez debería decidir si Arpaio, de 84 años, y otros deberían ser declarados en desacato penal de la corte por ignorar órdenes judiciales en un caso de etiquetación racial.

Snow dijo también que hay causa probable para creer que Arpaio intencionalmente no entregó registros que, bajo juramento, prometió darle a un funcionario de la corte.

Los registros eran de una investigación secreta que los enemigos de Arpaio dicen se enfocaba en Snow en un intento por desacreditarlo.

Arpaio, un republicano que este año se está postulando a su séptimo período en el puesto, ha insistido vigorosamente que él no investigó a Snow, sino que la pesquisa estaba enfocada en el robo de identidad generalizado.

Snow no ha explicado públicamente por qué entregó el caso de Arpaio a otro juez, pero la ley federal dice que un juez será retirado de un caso penal de desacato si el demandante es acusado de faltarle al respeto o criticar a la corte.

Snow también quería que otro juez determinara si Jerry Sheridan, principal subalterno del jefe policial; el capitán Steve Bailey y Michele Iafrate, exabogada de Arpaio, violaron órdenes al ocultar casi 1.500 identificaciones en una investigación interna sobre si los agentes se embolsaban artículos de la gente al hacer detenciones por violaciones a las normas de tránsito.

En mayo, el juez halló que Arpaio, Sheridan y otros dos empleados del jefe policial habían cometido desacato a la corte en un caso civil por violar tres órdenes dentro del caso de etiquetación racial, el cual tiene ya casi 9 años. Se halló que Arpaio y Sheridan hicieron a propósito varias declaraciones erróneas sobre hechos ocurridos el año pasado durante sus audiencias por desacato.

Hace tres años, las autoridades judiciales hallaron que la oficina del jefe policial etiquetaba racialmente a los hispanos durante sus patrullajes regulares para detectar violaciones a las normas de tránsito y a inmigrantes no autorizados.

Snow impuso una serie de cambios enfocados en evitar dicha etiquetación, pero se ha quejado de que Arpaio ha actuado con lentitud para hacer los cambios.

Arpaio, de 84 años de edad, construyó su reputación política al llevar el combate a la inmigración no autorizada al límite de lo permitido, hacer que los reos utilizaran ropa interior color rosa y encarcelarlos bajo tiendas de campaña durante el calurosísimo verano de Phoenix.

En forma voluntaria cedió su último bastión importante en la aplicación de las leyes para el control de la inmigración no autorizada en enero de 2015 después de que los tribunales y el gobierno federal le limitaron gradualmente sus poderes.

____

Los periodistas de The Associated Press Jacques Billeaud y Terry Tang contribuyeron con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario