Mundo 31 diciembre 2016

El alto del fuego en Siria parece flaquear

BEIRUT, Líbano (AP) — El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el sábado por unanimidad una resolución en apoyo a los esfuerzos de Rusia y Turquía para poner fin al conflicto de casi seis años en Siria y promover las negociaciones de paz, mientras el frágil cese del fuego parecía flaquear.

La resolución también pidió la entrega "rápida, segura y sin obstáculos" de la ayuda humanitaria en toda Siria. Prevé una reunión entre el gobierno sirio y representantes de la oposición en la capital de Kazajistán, Astana, a finales de enero.

El texto final de la resolución no incluyó un respaldo al acuerdo de cesación de hostilidades en Siria alcanzado el jueves, pero simplemente tomó nota de ello dándole la bienvenida y apoyando los esfuerzos ruso-turcos para poner fin a la violencia.

Los miembros occidentales del consejo buscaron cambios de último minuto al proyecto de resolución para aclarar el papel de la ONU y el significado del acuerdo negociado por Moscú y Ankara.

Mientras tanto, en Siria, los rebeldes advirtieron el sábado que las presuntas violaciones de la tregua pactada por parte de las fuerzas progubernamentales amenazaban con socavar el acuerdo destinado a allanar el camino para las conversaciones entre el gobierno y la oposición en 2017.

Los activistas dijeron que los ataques aéreos sacudieron aldeas y pueblos de la oposición en el estratégicamente importante Valle de Barada, en las afueras de Damasco, lo que llevó a los rebeldes a amenazar con retirar su cumplimiento de la tregua nacional negociada por Rusia y Turquía la semana pasada.

Los rebeldes también acusaron al gobierno de firmar una versión del acuerdo diferente de la que ellos firmaron en la capital turca de Ankara, complicando aún más los últimos esfuerzos diplomáticos para poner fin a seis años de guerra.

Al menos dos civiles y cinco insurgentes fallecieron en batallas en las regiones de Ghouta Oriental y el valle de Barada, ambos feudos opositores, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Gran Bretaña que monitorea el conflicto.

Según el Barada Valley Media Center, aviones rusos y del ejército sirio atacaron localidades en la región rica en agua por 10mo día consecutivo. La operación coincide con una severa escasez de agua en Damasco desde el pasado 22 de diciembre. El valle es el principal proveedor de agua de la región.

El ejército sirio negó los ataques sobre el valle el viernes, diciendo que no violaría la tregua mediada por Rusia y Turquía.

___

Lederer informó desde Naciones Unidas. Los periodistas de The Associated Press Zeynep Bilginsoy en Estambul, James Heintz en Moscú y Mohammad Nasri en Teherán contribuyeron para este despacho

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario