Florida 30 agosto 2016

El alcalde Carlos Giménez acepta que hay segunda vuelta con Raquel Regalado

La batalla por la alcaldía de Miami-Dade estuvo caracterizada por la falta de ideas concretas, la ausencia de debates y el intercambio de duras acusaciones

MIAMI.- En pocas ocasiones la contienda por la alcaldía de Miami-Dade ha sido testigo de una batalla tan cerrada como la protagonizada entre Carlos Giménez y Raquel Regalado.

De hecho, el alcalde Carlos Giménez dijo que seguirá dos meses más de campaña, con lo que reconoce que pasa a segunda vuelta.

Embed

Prometió incentivar la economía el condado y generar buenos y bien remunerados empleos. Además dijo que esta inversión servirá para desarrollar los planes de transporte y hacer que todos los habitantes de Miami-Dade tengan oportunidades.

Igualmente se refirió a la necesidad de incentivar los dos motores de la economía de Miami-Dade: el puerto y el aeropuerto.

En su breve discurso, en el que estuvo acompañado de su familia y de sus seguidores más cercanos, no mencionó a su adversaria Raquel Regalado.

Raquel Regalado se muestra optimista en la segunda vuelta por la alcaldía al condado Miami – Dade

Embed

Jornada electoral

La lluvia y la baja participación de los votantes fueron las constantes de la jornada electoral de este martes que se vivió bajo la influencia de una tormenta tropical que golpea la costa oeste de la Florida.

“Creo que al final vamos a tener una participación de 50.000 personas. Es normal que en la primaria de agosto la participación sea entre el 20 y 25%”, afirmó el alcalde del Condado Miami-Dade, en una conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS, en medio de una lluvia inclemente, en el Joseph Delancy Park, en el vecindario Richmond Heights, de mayoría afroamericana.

Ni siquiera en el día de la votación se calmaron un poco los ánimos de los candidatos. Raquel Regalado, cuando llegó al colegio electoral donde debía votar, en Coral Gates Park, indicó que “no ha sido fácil esta elección no sólo por competir contra el alcalde en funciones, sino porque ha invertido más de seis millones de dólares, una campaña que ha sido la más cara en la historia del Condado y también la más negativa”.

Sin embargo, atacó a su oponente cuando habló de los votos por correo o boletas ausentes. “Históricamente, Carlos Giménez domina las boletas ausente por el fraude y [la acción de] las boleteras”.

Giménez se mostró muy complacido por la manera cómo fue recibido en los diferentes puestos de votación, en los diferentes puntos cardinales del Condado. Durante la jornada electoral, el alcalde, conduciendo su propia camioneta, llegó a los diferentes sitios y fue recibido por los voluntarios de su campaña y por los escasos electores que se pudo encontrar.

“A pesar del clima, hay gente que hizo uso del voto temprano y también del voto por correo”, expresó Giménez en Joseph Delancy Park, donde fue recibido, en medio del diluvio, por los comisionados Dennis Moss, del distrito 9 (estaba en búsqueda de la reelección); Rebeca Sosa, del distrito 6, y José Pepe Díaz, del distrito 12. Todos ellos respaldaron a Giménez éste, a su vez, apoyó a Moss.

Ahí también estaba el senador estatal Dwight Bullard, quien compitió con Andrew Korge, Ana Rivas Logan y Missalys Perez, para el Senado estatal. “Con alta o baja votación, tengo a mi base de electores que saldrá a votar y de esa manera lograré la victoria”, dijo en conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS.

También opinó que en la pelea por la alcaldía del Condado Miami-Dade faltaron más debates para conocer con mayor profundidad los planes y programas de Giménez.

Tanto Regalado como su adversario se refirieron a la lluvia como un factor negativo en las elecciones. La miembro de la Junta Escolar llamó a que el mal tiempo no fuera razón para ir a las urnas, al tiempo que Giménez indicó que “esta vez el mal tiempo va a tener la culpa de lo que pase”.

Camino de espinas

La lucha entre Giménez y Regalado (en total, fueron siete los candidatos a la alcaldía) estuvo salpicada de acusaciones e insultos mutuos.

Regalado hizo varias denuncias sobre posibles conflictos de interés que supuestamente afectaban al alcalde Giménez, como los contratos en los que participó, de una manera u otra, su jefe de finanzas, Ralph García Toledo. También amenazó con demandar al empresario Freddy Balsera por, según Regalado, violar normas electorales. Dicha demanda nunca la presentó.

La candidata también sacó a colación supuestas demandas de violencia doméstica contra Giménez, información que fue desmentida de manera contundente por el alcalde quien tampoco se quedó callado.

Acusó a Regalado de fraude contra la exención de impuesto a la propiedad, hecho que fue descartado, precisamente, por el tasador de la propiedad. La campaña de Giménez involucró a José Regalado, hermano de la candidata, con la alcaldía de Tomás Regalado. Según la queja del adversario de Raquel Regalado, José trabajaba para la alcaldía de su padre y habría viajado con fondos de la ciudad a Francia, a una reunión sobre calentamiento global. Esa acusación fue negada de manera contundente por el alcalde Regalado, quien indicó que su hijo no ganaba ningún dinero del municipio, era su asesor sobre temas ambientales y participaba en un comité sobre el tema de manera voluntaria.

Fuente: diariolasamericas.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario