Mundo 26 agosto 2016

Ejército chileno pierde más de ocho millones de dólares.

SANTIAGO, Chile (AP) — El ejército chileno perdió 5.483 millones de pesos, más de ocho millones de dólares, por el pago de sobreprecios a cinco proveedores, informó el viernes en exclusiva radio Biobío, y ratificada tácitamente por un comunicado institucional.

Radio Biobio informó que accedió a un informe interno del ejército que cifró la pérdida en poco más de ocho millones de dólares, en un caso en el que se investigaron a 12 oficiales superiores, 15 suboficiales y cuatro civiles de planta, según preciso un comunicado institucional que indica que los involucrados fueron informados de los cargos en su contra entre jueves y viernes y que ahora pueden apelar.

El caso se conoce como "milicogate" y nace del mal uso de dineros provenientes de la Ley Reservada del Cobre, que obliga al Estado chileno a entregar anualmente el 10% de las ventas brutas de cobre de Codelco, la mayor productora mundial del mineral. Entre 1995 y 2015 los militares han recibido 17.450 millones de dólares.

La ley existe desde la década de los cincuenta, aunque fue modificada por la dictadura militar (1973-1990), y obliga al Estado a entregar los recursos al ejército, la armada y la fuerza aérea aunque Codelco tenga pérdidas. Además fijó un monto mínimo de 90 millones de dólares para los uniformados.

El sumario informa de la baja del coronel Clovis Montero, que fue tesorero del Estado Mayor del Ejército y de la Contraloría institucional y del retiro de seis suboficiales y cabos, amonestaciones a siete oficiales y otros dos quedaron sin sanción porque se retiraron de la institución antes del término de la investigación.

El abogado querellante Cristián Cruz calificó de "muy grave" el resultado del sumario porque "el Ejército ha decidido cortar por lo más delgado del hilo y, por lo tanto, dar una muestra, dar una señal a toda la institución que no deben entregar antecedentes que incriminen a los altos mandos en estos ilícitos constantes en el Ejército de Chile, que han significado la defraudación al patrimonio fiscal".

Según una investigación del periodista Mauricio Weibel, el desfalco al interior del ejército se inició en 2010 y siguieron hasta marzo de 2014, y el comandante en jefe del ejército, Humberto Oviedo admitió al Ministro de Defensa que su institución pagó cientos de facturas, no reconocidas por el Servicio de Impuestos Internos.

También reveló que el cabo Juan Carlos Cruz, involucrado en el delito, se gastó 140 millones de pesos, unos 210.000 dólares, sin que nadie se percatara.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario