Mundo 15 mayo 2016

Egipto sentencia a 101 manifestantes a cinco años de prisión

EL CAIRO, Egipto (AP) — En una serie de veredictos en un solo día, los tribunales egipcios declararon culpables el domingo a 152 manifestantes por infringir una ley que prohíbe de facto las protestas callejeras y los sentenciaron a pasar penas de máximo cinco años de prisión,

Los 152 manifestantes fueron condenados en relación con los hechos del 25 de abril, cuando la policía hizo un despliegue masivo que evitó que se realizara una manifestación, lo que llevó a los activistas a organizar protestas pequeñas y repentinas en diversos puntos de la capital.

Las manifestaciones pacíficas fueron convocadas en protesta contra la decisión de Egipto de transferir el control de dos islas estratégicas del Mar Rojo a Arabia Saudí, como parte de un acuerdo de demarcación de fronteras negociado casi en total secreto.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a más de 1.200 personas antes del 25 de abril y ese mismo día. La mayoría de ellos fueron puestos en libertad, pero casi 300 enfrentaron cargos formales y fueron llevados a juicio por violar una disputada ley que prohíbe las protestas. Esa ley, de 2013, ha sido criticada por grupos de derechos humanos tanto en el país como en el extranjero.

El sábado, un tribunal de El Cairo sentenció a 51 personas a dos años de prisión por participar en las manifestaciones. Horas más tarde de ese mismo día, un juez a cargo de otros dos juicios contra manifestantes condenó a 101 acusados de violar la misma ley y los sentenció a cinco años de prisión, de acuerdo con funcionarios y abogados defensores. De los 101, 79 fueron sentenciados a pagar unos 10.000 dólares cada uno y 54 fueron sentenciados en ausencia.

Los funcionarios hablaron a condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar con los medios.

El acuerdo que ha estado en el centro de la polémica alimentó las críticas contra el presidente Abdel-Fattah el-Sissi. Los activistas afirman que la transferencia fue en la práctica una venta masiva a Arabia Saudí, rica en petróleo, que el mes pasado anunció un millonario paquete de ayuda a Egipto.

El presidente el-Sissi sostiene que las islas pertenecen a los saudíes y ha exigido que se suspendan las críticas públicas contra el acuerdo.

Las detenciones y condenas masivas indican la tolerancia cero del gobierno con la disidencia. El-Sissi dice que tiene que equilibrar los derechos de salvaguardia en la lucha de su gobierno contra milicianos islámicos en el Sinaí y los esfuerzos para reactivar la economía. Ha insistido en repetidas ocasiones en que los derechos humanos de Egipto no deben ser juzgados bajo los estándares occidentales.

Las protestas de abril fueron las más grandes desde que el presidente el-Sissi fue elegido en 2014. Como jefe militar, el-Sissi encabezó la destrucción del presidente Mohamed Morsi un año antes, en medio de manifestaciones masivas que exigieron la renuncia del líder islamista.

___

La periodista de The Associated Press Salma Shukrallah contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario