EEUU 09 junio 2016

EEUU teme inestabilidad regional por Petrocaribe

WASHINGTON (AP) — Estados Unidos expresó el jueves que su seguridad nacional se fortalece si termina la dependencia energética y financiera de naciones caribeñas al petróleo subsidiado por Venezuela, cuya producción está en declive.

"Venezuela desde hace tiempo ha ejercido influencia política y energética sobre sus vecinos a través de Petrocaribe, lo que ha creado no solo dependencia energética sino, aún más importante, una dependencia financiera", dijo Amos Hochstein, encargado de temas energéticos internacionales en el Departamento de Estado. "Por eso estamos preocupados por la relación entre el declive en la capacidad de Venezuela y la seguridad energética y fiscal de la región".

El funcionario mencionó el caso de Haití, cuya deuda externa tiene en 86% a Venezuela como acreedor. Y también recordó que Jamaica y República Dominicana recientemente saldaron sus deudas petroleras con Venezuela.

"Es el momento de ir más allá de soluciones cortoplacistas. No se trata solamente de metas climáticas, ambientales o de prosperidad económica, es también la búsqueda de un hemisferio más seguro, lo cual es clave para la seguridad nacional de Estados Unidos", indicó.

Hochstein agregó que una manera de proteger la seguridad nacional es evitar que países dependa de un solo proveedor energético, y equiparó el uso que Venezuela le ha dado a su programa Petrocaribe a la influencia que Rusia ejerce en Europa Oriental por su monopolio en el gas.

Aunque no hay indicios de que Venezuela vaya a cancelar Petrocaribe, existe incertidumbre sobre la viabilidad del programa debido a la profunda recesión que atraviesa la nación sudamericana y la drástica caída en los precios del petróleo.

Hochstein dijo durante una audiencia parlamentaria sobre la seguridad energética del continente que la producción venezolana ha caído por debajo de los 2,5 millones de barriles diarios respecto a los 3,2 millones en 1997 debido a mala gerencia, insuficiente reinversión y corrupción.

Estimó que de no producirse un cambio en la situación actual, la producción de la nación sudamericana podría descender a 2 millones durante los próximos años, pero agregó que "tan pronto haya un cambio político o económico se verá un aumento en la producción porque las empresas quieren ir a Venezuela, pero lo evitan debido a la situación política".

"Nuestro mensaje a los países caribeños es que necesitan salirse de Petrocaribe, y necesitan hacerlo ahora. Los precios del petróleo van a subir. Simplemente no sabemos cuándo", señaló.

El republicano Jeff Duncan, presidente de la subcomisión para el hemisferio occidental de la cámara baja, dijo que el declive de la industria petrolera venezolana le da a Estados Unidos una oportunidad para comenzar una respuesta de prevención de desastres.

Duncan aplaudió que el Departamento de Energía haya facilitado el acceso de países caribeños al gas natural licuado y calificó como "exitosa" la búsqueda de la seguridad energética emprendida por Jamaica al dejar Petrocaribe y adoptar gas natural licuado como una fuente energética.

El vicepresidente Joe Biden encabezó el mes pasado una cumbre con líderes centroamericanos y caribeños, a quienes insistió adoptar fuentes energéticas alternativas para alcanzar seguridad energética.

--------

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com./luisalonsolugo

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario