Associated Press 12 mayo 2016

EEUU: Seria advertencia a policías abusadores

CHARLESTON, South Carolina, EE.UU. (AP) — Dos cosas llaman la atención del proceso que se le inició a un ex agente policial blanco de South Carolina acusado de violaciones a los derechos civiles en relación con la muerte de un hombre negro que no estaba armado: Es muy inusual que los fiscales federales hagan ese tipo de imputaciones a un policía y parece un gesto que busca transmitir un mensaje de que no se tolerarán abusos de parte de los uniformados.

Michael Slager, de 34 años, encara además un juicio a nivel estatal por el asesinato de Walter Scott.

Hay quienes creen que las nuevas acusaciones tienen por fin dejarle saber a los agentes que se reprimirá con mano dura los abusos policiales.

"Creo que el Departamento de Justicia está cansado de quedarse cruzado de brazos y piensan que este es un caso que pueden ganar, enviando de paso un mensaje a los departamentos de policía de todo el país", declaró a la Associated Press Chris Stewart, abogado de Scott.

Un exfiscal federal coincide.

"Generalmente, estos casos se juzgan a nivel estatal", dijo Peter Strom, quien hoy ejerce en un estudio privado de South Carolina. "El Departamento de Justicia quiere que este caso genere revuelo y le deje saber a las fuerzas policiales que no pueden dispararle a alguien por la espalda".

El abogado de Slager, Andy Savage, por su parte, cuestionó el momento en que se radicaron las acusaciones, dijo que los castigos son exagerados y planteó que se está tratando de saldar una deuda con la historia.

"Pareciera que el agente Slager carga sobre sus hombros el peso de muchos casos que fueron manejados de otras formas en el pasado", dijo Savage en un comunicado.

Slager fue acusado formalmente el miércoles de privar a Scott de sus derechos civiles, entre otras cosas. Los fiscales federales le imputan asimismo haber obstruido la justicia mientras cometía un delito.

Slager "declaró falsamente que le disparó a Scott cuando Scott se le venía encima con una pistola paralizante, cuando en realidad le disparó varias veces cuando Scott se alejaba", dice la presentación de los fiscales.

Un video filmado por un transeúnte con un teléfono muestra cómo Slager le disparó ocho veces a Scott, de 50 años, mientras éste corría tras ser detenido por una infracción de tráfico. El caso desató un encendido debate nacional en torno al trato que los policías blancos dan a las personas de raza negra.

No es común que el Departamento de Justicia lleve a juicio a policías involucrados en balaceras en las que muere alguien. Este tipo de casos requieren que los fiscales demuestren que el agente violó los derechos civiles de la víctima al usar más fuerza de la que permite la ley.

El diario Pittsburgh Tribune-Review dijo este año que los fiscales federales desistieron de encausar a agentes por violaciones a los derechos civiles en el 96% de los casos desde 1995, algo que se atribuye a lo difícil que es ganar uno de esos casos.

Storm cree que en este caso los fiscales federales están tratando de hacerle saber a los agentes que de ahora en más los episodios de violencia policial serán tratados con mucho rigor en todo el país.

"Si lo juzgan en un tribunal estatal de South Carolina, no será una noticia de impacto nacional, que repercutirá en todos los departamentos de policía del país", sostuvo Storm. "Si lo acusa el Departamento de Justicia y es hallado culpable, se enviará un mensaje mucho más fuerte a toda la nación".

Slager puede ser condenado a cadena perpetua de ser hallado culpable en cualquiera de los dos juicios, el estatal y el federal.

La madre de Scott, Judy Scott, dice que agradece a Dios porque se está haciendo justicia.

"Me alegro por un lado, pero también me siento triste porque ya no está con nosotros. Nunca lo volveré a ver. Rezo para que otras madres no tengan que pasar por lo que pasé yo", expresó.

___

Kinnard informó desde Columbia, South Carolina.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario