Mundo 15 mayo 2016

EEUU se prepara para llegada del zika... y las controversias

NUEVA YORK (AP) — No hay ninguna duda de que el zika va a llegar a Estados Unidos y el país ya está preparándose para hacer frente a los defectos de nacimiento y las polémicas en torno al aborto y los anticonceptivos, sobre todo en el sur, donde esos recursos no son tan comunes y donde abundan los mosquitos que transmiten el mal.

"Creo que es importante prepararse para tener conversaciones francas sobre los servicios relacionados con la salud reproductiva", expresó Christine Curry, obstetra de la Universidad de Miami que ha estado atendiendo a mujeres alarmadas por la posibilidad de una infección de zika.

Estos temas ya están en el candelero en América Latina, epicentro de la epidemia de zika y donde el aborto es ilegal en varios países.

El zika es transmitido mayormente por el mosquito aedes aegypti, pero ese tipo de transmisión todavía no se ha visto en la parte continental de Estados Unidos, aunque sí en Puerto Rico y en otros dos territorios estadounidenses. El grueso de las 472 infecciones detectadas aquí involucra a personas que contrajeron el mal en otros países.

Sería la primera vez que el país enfrenta un brote de potenciales defectos de nacimiento generados por gérmenes propagados por los mosquitos y los expertos dicen que algo ocurrido a mitad del siglo pasado puede ser una buena referencia.

Estados Unidos sufrió un brote de rubeola, que, al igual que el zika, genera síntomas menores pero puede provocar terribles defectos de nacimiento en los bebés de mujeres infectadas. Tomó años producir una vacuna para la rubeola y, mientras tanto, muchas mujeres tuvieron que tomar decisiones difíciles, ya que los médicos estimaron que el 85% de las mujeres con rubeola tendrían bebés con grandes defectos.

"Con esa información, la mayoría de las mujeres decidieron poner fin al embarazo", dijo el doctor Paul Offit, historiador médico y quien se dedicó a la investigación de vacunas.

Los expertos piensan que el mal puede empezar a propagarse a través de mosquitos en todo el país durante el verano boreal, a mitad de año, una temporada en la que la población de mosquitos se multiplica.

Nadie espera que el brote sea grande, como en América Latina y el Caribe. La temporada invernal limita la expansión de la población del aedes aegypti y el uso generalizado de acondicionadores de aire y de mosquiteros probablemente disminuya el impacto, incluso en los estados del sur donde habría más probabilidades de transmisión.

Los entendidos consideran que lo más probable es que haya brotes en algunos estados, como Florida, Texas o Hawai, y que el problema sería mucho menor que la actual epidemia de rubeola.

No está claro qué porcentaje de infecciones de zika durante el embarazo vendrán acompañadas de defectos de nacimiento o de muertes de bebés.

"Es uno de los grandes interrogantes que tenemos", afirmó la doctora Anne Schuchat, de los Centros de Control de Enfermedades (CCE) durante una presentación en la Casa Blanca en abril.

Un par de análisis preliminares de casos ocurridos en otros países indica que entre el 1% y el 29% de las mujeres infectadas con zika durante el embarazo pueden tener bebés o fetos defectuosos.

Si el riesgo fuese del 1%, una mujer podría decidir seguir adelante con el embarazo, pero cuanto mayor sea el riesgo, más probabilidades habrá de que la mujer considere un aborto, según los expertos.

La decisión se complica por el hecho de que, incluso en los casos en que la mujer sufre una infección al principio del embarazo, las ecografías de los fetos no muestran indicio alguno de defectos de nacimiento sino hasta la 20ma semana, cuando el embarazo ya está avanzado.

Los abortos a esa altura son más costosos y pueden conllevar riesgos para la madre. El feto, por otro lado, está más desarrollado. Una veintena de estados prohíben el aborto a partir de determinada semana, aunque en algunos casos se hacen excepciones si la vida o la salud de una mujer corren peligro. En 12 estados la prohibición del aborto comienza a partir de entre la 20ma y la 22da semana.

Para esa fecha, "es probable que todavía no se puedan percibir los indicios de defectos serios y el aborto no sería una opción para esas mujeres", expresó Jeanne Sheffield, obstetra de la Johns Hopkins University.

La perspectiva de que haya abortos derivados del zika es alarmante para el reverendo Frank Pavone, director nacional de Priests for Life. "El niño en el útero también es un paciente, y matar al paciente no es una respuesta apropiada", dijo en un comunicado.

El uso o no de anticonceptivos es un tema clave, ya que casi la mitad de las mujeres que tienen abortos no los usaron.

Los condones son bastante efectivos como herramienta para evitar la propagación del virus a través del semen, pero no tanto para prevenir embarazos. Las probabilidades de quedar embarazada si se usa solo el condón son del 17%, según los CCE.

"Yo no recomendaría usar condones exclusivamente", dijo Carol Hogue, especialista en el tema de la Emory University.

Si bien la Corte Suprema legalizó el aborto en 1973, en la última década varias legislaturas estatales aprobaron leyes que lo restringen, fijando plazos y determinando las técnicas que se pueden usar, entre otras cosas. La cantidad de médicos y hospitales que realizan esas intervenciones ha ido disminuyendo, sobre todo en los estados donde los brotes de zika son más factibles.

Casi la mitad de los embarazos que se producen en Estados Unidos no fueron planificados, sino que las personas no usaron bien los métodos anticonceptivos. En Texas más de la mitad de los embarazos no son planificados y en la Florida casi el 60%, según estimados del Instituto Guttmacher de 2010.

"Tenemos que buscar formas de que los anticonceptivos estén más al alcance de las mujeres que los quieran usar", expresó la doctora Denise Jamieson, jefa de un equipo de los CCE que estudia el zika y los embarazos no planificados.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario