EEUU 26 abril 2016

EEUU: Programa de reinserción de reos empieza a dar frutos

WASHINGTON (AP) — Veinte años después de haber sido encarcelado por tráfico de cocaína, Daryl Atkinson es hoy la imagen de una campaña del Departamento de Justicia que busca reinsertar en la sociedad a las personas que han cometido delitos.

Atkinson se graduó de abogado tras pasar tres años y medio en la cárcel y acaba de ser contratado por el Departamento de Justicia, donde es el primer beneficiado con el programa Second Chance Fellow que accede a ese ministerio. Ayudará con las políticas de reinserción que el gobierno de Barack Obama considera una parte vital de sus esfuerzos por reformar el sistema judicial y el trato a las personas que han cometido delitos que no son violentos.

Atkinson, de 45 años, asesorará a un consejo de reinserción que representa a más de 20 oficinas federales y produce estrategias para ayudar a exconvictos a reiniciar sus vidas. Dice que quiere identificar personas que, como él, salen adelante luego de estar presos y espera guardar sus experiencias en un banco de datos digital.

"Tenemos que cambiar radicalmente la cultura, lo que pensamos de la gente que estuvo en contacto con el sistema" penal, declaró. Agregó que también espera modificar el estereotipo de las personas con antecedentes penales. "No tienen seis cabezas y cinco brazos", afirmó.

El departamento, que promueve sentencias más razonables para los delitos sin violencia, considera que ese trabajo es particularmente importante en vista de que unos 600.000 reos recuperan la libertad todos los años y tienen problemas para estudiar y encontrar vivienda y trabajo.

La secretaria de Justicia Loretta Lynch, quien supervisa el consejo de reinserción, habla del caso de Atkins cada vez que pronuncia un discurso sobre ese programa.

La llegada de Atkinson al Departamento de Justicia fue poco convencional.

Se crió en Alabama, parte de una familia abocada al servicio público, y fue un atleta talentoso y popular, con muchos amigos. Pero una lesión puso fin a su carrera como basquetbolista en la Universidad de Tennessee. Regresó a su estado, donde siguió cursando la universidad, pero perdió interés en los estudios y terminó vendiendo drogas. Fue pillado vendiendo cocaína, se declaró culpable y fue condenado a diez años de prisión, sentencia que sería acortada por buen comportamiento. Aprendió acerca de los rígidos parámetros que se usan al dictar sentencias cuando su abogado le dijo que no cambiaría nada el que exprofesores y otros allegados hablasen en su defensa.

"Si haces tal cosa, te condenan a tanto tiempo, y el juez no podía hacer nada" por cambiar eso, le explicó su abogado, según cuenta Atkinson.

Se sintió alentado por el ejemplo de otro preso que enderezó su vida y se fue a vivir con su madre tras recuperar la libertad en Alabama.

Él estaba decidido a regresar a la universidad, pero sus antecedentes penales le impedían conseguir asistencia financiera del gobierno. Su familia fue la que lo ayudó a costear sus estudios del ciclo terciario básico. Cuando quiso iniciar la carrera de derecho, fue rechazado por todo el mundo por sus antecedentes, excepto por la University of St. Thomas de Minneapolis.

"Nos gusta pensar que somos una nación abierta a la rehabilitación", expresó Mark Osler, profesor de derecho de St. Thomas. "Somos una nación de segundas oportunidades, pero a veces no somos tan buenos a nivel individual".

Atkinson se graduó en el 2007 y habló en la ceremonia de graduación. Se destacaba por "la indignación que le causaban las injusticias", comentó Artika Tyner, una de las abogadas que lo supervisó en una clínica de derecho de familia.

Thomas Mengles, decano de la facultad de leyes en ese momento, dijo que estaba claro que Atkinson se proponía llevar una vida de la que pudiese sentirse orgulloso.

"Me acuerdo que pensé que Daryl había madurado mucho y superado los errores de su juventud, no los había repetido y estaba tratando de contribuir a la sociedad", dijo Mengler, quien hoy preside la St. Mary's University de Texas.

Atkinson dijo que es importante que la gente la preste atención al tema de la reinserción de reos para evitar que los cientos de miles de personas que salen de la cárcel terminen marginadas de la sociedad.

"Esto no es algo de demócratas o republicanos", dijo Atkinson. "Es un problema nacional que debemos abordar y resolver".

____

Eric Tucker está en http://www.twitter.com/etuckerAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario